Comar y Codere presionan a la Xunta para ampliar su red de apuestas deportivas

stop

Este mes alcanzarán el límite de 333 máquinas en locales de hostelería y piden que se amplíe el cupo o se repartan licencias de otros operadores

Tienda de apuestas de Codere

02 de junio de 2014 (00:16 CET)

La carrera por el negocio de las apuestas deportiva en Galicia llega este verano su primera meta volante. Codere, que va de la mano con la gallega Comar, alcanzará este mes el tope fijado por la Xunta de 333 máquinas en locales de hostelería, a las que sumará entre 20 y 22 en centros de juego, incluido el Casino del Atlántico. Es, junto al otro gran operador del juego gallego, Egasa, con la marca comercial Luckia, la compañía con mayor implantación en la comunidad. Pero quiere mayor volumen.

El Gobierno gallego puede decidir, a partir del 2 de agosto, si revisa el reglamento de apuestas deportivas de 2012, que concedió licencias a seis compañías para extender su red por Galicia. Es un buen negocio para San Caetano porque eleva sus ingresos por tributos al tratarse de un sector con fuertes cargas impositivas. La Xunta debe decidir ahora si amplía el número de licencias en locales de hostelería, que es donde las operadoras tienen más margen de crecimiento. El número de centros de juego, como por ejemplo los DivierTT de Comar, es más limitado. La otra opción es repartir las licencias de aquellas compañías que no hayan alcanzado el cupo de 333 máquinas entre las operadoras que solicitan más.

Aumentar la inversión


Esta sería la postura de Codere que ya ha mantenido contactos con la Xunta y que quiere comenzar a partir del verano la segunda fase de su expansión por Galicia. “Pretendemos seguir aumentando la inversión que se centrará en incrementar nuestra posición en hostelería, pues se ha demostrado en Galicia un canal clave para el desarrollo del negocio como demuestra la extraordinaria acogida de los hosteleros que continuamente demandan el producto”, explica Carlos de Juan, director de desarrollo de negocio de Codere. "Aunque los ingresos son positivos, todavía no son suficientes y requerimos mayor volumen, ya sea por incremento de terminales o por mayor ingreso por terminal", sentencia.

Las apuestas deportivas son una bocanada de aire fresco para los grandes del juego por los síntomas de flaqueza que viene mostrando el negocio tradicional, bingo, tragaperras e, incluso, casinos. Las apuestas presenciales y, sobre todo, en directo, también interesan a los hosteleros por su capacidad para atraer clientes e incrementar su estancia en el local, con lo que aumenta el consumo.

Perspectiva de concentración

Pero el negocio de las apuestas deportivas todavía no es rentable en Galicia. La alianza entre Codere y Comar ha invertido más de 2,5 millones en la fase de implantación, que a finales de 2013 alcanzaba las 250 terminales en hostelería y los 15 corners. Precisamente por la inversión, fundamentalmente en máquinas, los beneficios han sido escasos, pero las sensaciones buenas. La sociedad Codere Apuestas España, que aglutina el negocio de las apuestas deportivas, cerró 2013 con beneficios superiores a los cinco millones, con resultados positivos en Murcia, Aragón, Navarra y Valencia.

¿Qué puede pasar en los próximos años? Lo lógico sería que los principales operadores, y parten con ventaja Comar y Egasa por su conocimiento del mercado gallego, tendiesen a concentrar cada vez más volumen de negocio. “Hay que tener en cuenta que los que están en Galicia, un mercado concentrado, son los grandes del juego en España, otro mercado concentrado. La lógica dice que quedarán tres o cuatro como principales operadores”, apunta Carlos de Juan.

Galgos, caballos y fútbol

Precisamente, la planificación para posicionar las terminales es el reto más importante que afrontan las compañías y contar con Egasa o Comar en Galicia es una pieza clave, estima Codere. “La minuciosa planificación, que empezó un año y medio antes, es fundamental, igual que la capacidad de inversión y el contenido. Ofrecemos 25 tipos de mercado y 100.000 posibilidades de apuesta”, explica el director de desarrollo de negocio. Entre ellas, el área más importante es el fútbol, junto a las carreras de galgos y caballos (suponen en torno al 35%) y el tenis, que creció mucho en el último año.

La doble petición a la Xunta que envía Codere es que se amplíe el cupo de terminales y que se mantenga la manga ancha con la oferta, para poder incorporar muchas variables de apuestas en las máquinas. "La Xunta debería o bien incrementar el número máximo de terminales permitidos a nivel general o redistribuir entre las licenciatarias que han completado su cupo", insisten.

El Gobierno gallego tendrá que decidir a partir de este verano sobre un negocio en el que están las grandes del juego, Reta, Egasa, Bwin, Codere o Cirsa, a través de Sportium. Genera muchos ingresos para las arcas públicas, pero poco empleo directo, aunque pueda repercutir en la hostelería.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad