Comar retrasa su ofensiva contra Eurovegas

stop

El Casino de Aranjuez, del grupo gallego, espera abrir antes de fin de año su sucursal en el centro de Madrid

Casino de Aranjuez, del grupo Comar

10 de octubre de 2013 (23:16 CET)

Comar, el gigante del juego gallego, presidido por José Collazo Mato, retrasa la puesta en marcha de su nuevo casino en el centro de Madrid. En esa comunidad ya posee, desde 2005, el Gran Casino de Aranjuez, que corre el riesgo de verse seriamente afectado por la competencia del macrocomplejo de Eurovegas.

El pasado año, Esperanza Aguirre, aún como presidenta de la Comunidad de Madrid, introdujo una serie de modificaciones en la ley del juego para permitir abrir una sucursal dentro de la ciudad a los dos casinos autorizados que, hasta ahora, tenía la región. En concreto, el Casino de Torrelodones y el de Aranjuez.

Normativa de compensación

La normativa se acometió en el tiempo en el que el Ejecutivo de Aguirre negociaba con el empresario Sheldon Adelson, que dudaba entre ubicar su proyecto en Madrid o en Catalunya. Muchos interpretaron este movimiento como una compensación de las empresas afectadas por la llegada de los norteamericanos.

Diversas fuentes apuntaban a que la inauguración de la sucursal del casino de Aranjuez tendría lugar este septiembre, en la Gran Vía madrileña. Sin embargo, según publica la web especializada en el sector del juego Azarplus el proyecto se habría “retrasado”. Así se lo aseguran fuentes de la propia sala de juegos.

No obstante, desde el Casino de Aranjuez manifiestan su firme intención de que la sucursal esté abierta “antes de que finalice el año”.

Los sindicatos hablan de "parálisis"

Los sindicatos tiene una visión bien distinta. Aseguran que el proceso está “paralizado” ante las dificultades con las que se estaría encontrando la empresa, y que pasan por una reducción del número de puestos de juego previstos.

A pesar de las dudas de los representantes de los trabajadores, lo cierto es que ya en enero Comar convocó un proceso de selección de 200 personas que recibieron cursos para desempeñar tareas como las de croupier.

La apertura de un casino en el centro de Madrid es una gran oportunidad ante la complicada situación del sector del juego en España y una forma de hacer frente al demoledor proyecto de Adelson. De hecho, el casino de Aranjuez contabilizó en 2011 unas pérdidas de 2,2 millones de euros, lo que, en parte, la llevó a aplicar un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) que comenzó en agosto de 2012 y finalizará este mes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad