Comar lleva sus ruletas al corazón de Madrid

stop

Collazo Mato invierte 15 millones en el nuevo casino de Gran Vía

El nuevo casino de Comar en Gran Vía | Comar

20 de diciembre de 2013 (15:26 CET)

Se abre la batalla del sector del juego en Madrid y Comar no quiere perder tiempo. El grupo del empresario coruñés José Collazo Mato ha inaugurado este miércoles la nueva sucursal del casino de Aranjuez, Casino Gran Vía, situado en la emblemática arteria madrileña. Hacía 91 años que el corazón de la capital no asistía a la apertura de un centro de este tipo, pero la semana del adiós de Eurovegas, el naufragado proyecto de Sheldon Adelson para instalar un macrocomplejo de ocio en Alcorcón (Madrid), se han producido dos inauguraciones.

Comar competirá con los dueños del Casino Gran Madrid de Torrelodones, fundado por Ángel Escolano Díaz, al que sucedió en la presidencia su hijo, Ángel María Escolano Belló. Dos días antes de la inauguración del Casino Gran Vía, el centro de Torrelodones abría las puertas de su sede en el paseo Recoletos, a la altura de la Plaza de Colón. La batalla de las ruletas está servida.

15 millones de inversión


Comar, que gestiona 10 casinos en España, ha pujado fuerte por la capital del Estado. La nueva sede de Gran Vía se despliega en 4.500 metros cuadrados de superficie repartidos en tres plantas en las que trabajarán 450 personas. Está equipado con cafetería, una sala de juego con 65 licencias de máquinas de azar, mesas para el black jack y el póker y espacio para actuaciones en directo.

En la planta más elevada estará la Sala Asiática, con una decoración de inspiración oriental y mesas de juego con ruletas americanas, además de un restaurante de alta cocina tradicional vasca y una champagnería.

Sin Adelson de por medio, Collazo Mato espera sacar tajada en la capital y aliviar los malos resultados que lo llevaron a aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) en su centro de Aranjuez el año pasado. Ha invertido en las instalaciones 15 millones de euros con los que creó 270 puestos de trabajo.

El otro gigante


Su rival no le va a la zaga. La nueva sucursal del Casino Gran Madrid requirió una inversión de 20 millones de euros para dar forma a un espacio de 4.123,28 metros cuadrados que se distribuyen en cuatro plantas. Además de la oferta de juego, que incluye mesas y máquinas de azar, contiene equipamientos complementarios y auxiliares, con servicios de restauración y cafetería, mientras que reserva la entreplanta, de 566 metros cuadrados, al Restaurante Columbus, gestionado por los prestigiosos cocineros Mario, Diego y Rafa Sandoval.

Con la nueva apertura, que creó 450 puestos de trabajo, el grupo Gran Madrid se acerca a los mil empleados. Además de los centros de Torrelodones y Recoletos, gestiona el casino de Benalmádena y el de Cartagena. Entre todos, suman un centenar de mesas de juego y cerca de 370 máquinas de azar a las que hay que sumar el desarrollo del juego online.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad