Colombia estira dos meses la intervención de Gas Natural

stop

El gobierno de Santos prorroga hasta el 15 de marzo el plazo para liquidar Electricaribe, devolverla a la compañía española o nacionalizarla definitivamente

Sede de Electricaribe en Barranquilla, tras la intervención por parte del gobierno colombiano / EFE

Barcelona, 17 de enero de 2017 (16:00 CET)

El gobierno colombiano no sabe qué hacer con Electricaribe, compañía propiedad de Gas Natural Fenosa. Tras intervenirla a mediados de noviembre, esta semana debía decidir qué hacer con ella, pero se va a tomar más tiempo. Concretamente, hasta el 15 de marzo, según anunció Edgardo Sojo, presidente de la compañía.  

El motivo oficial de esta prórroga es que todavía está pendiente un profundo diagnóstico de la situación de Electricaribe. No obstante, no significa necesariamente que la decisión sobre el futuro de la empresa no se tome hasta marzo. Puede decantarse en cualquier momento, según su presidente.  

La realidad es que la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el ente público que tomó el control de Electricaribe, no sabe cómo resolver los históricos problemas de la compañía. Entre fraude e impagos, los clientes le adeudan a la eléctrica 1.259 millones de euros, según la última cifra disponible, correspondiente al momento de la intervención.  

Siguen los problemas

Después de arrebatar a Gas Natural la gestión de Electricaribe por posibles impagos futuros con sus proveedores, los nuevos gestores no cumplieron con los pagos y, pocas semanas después, empezaron a quejarse del fraude y la morosidad que sufre la eléctrica. Es decir, que hicieron suya la reivindicación histórica de la compañía española.  

También los sindicatos alertaron de que la intervención no está sirviendo para resolver los problemas de Electricaribe. Un representante del sindicato Sintraelecol aseguró que la eléctrica sigue arrastrando los lastres del fraude y la mora y que, además, está incurriendo en nuevos impagos.  

El gobierno de Juan Manuel Santos tiene tres opciones: liquidar Electricaribe, nacionalizarla definitivamente o devolverla a Gas Natural. Esta tercera opción no parece la preferida por sus actuales gestores, que han purgado Electricaribe de directivos y cargos nombrados por Gas Natural, con 27 despidos.  

La compañía española quiere recuperar la gestión de la eléctrica colombiana y está a la espera de la decisión del gobierno. Les queda el recurso de denunciarlo ante el Ciadi, el organismo del Banco Mundial que se ocupa de mediar en este tipo de conflictos. No obstante, como estos conflictos son muy largos, Gas Natural prefiere por ahora la vía pactada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad