El empresario José Collazo, propietario del Casino Atlántico en A Coruña

Collazo se juega el futuro del Casino Atlántico en el concurso del hotel

stop

El contrato de arrendamiento del Casino Atlántico, unos 285.000 euros anuales, concluye con el nuevo concurso y dependerá del próximo adjudicatario

en A Coruña, 31 de mayo de 2018 (05:00 CET)

El fin de la concesión del Hotel Atlántico de A Coruña, dirimido en los juzgados por las discrepancias entre la concesionaria Parisiana y el Concello de A Coruña, marcará también un punto de inflexión para el hasta ahora único casino gallego ubicado en un núcleo urbano. El Casino Atlántico, propiedad de Comar, el grupo del empresario José Collazo, está pagando algo más de 285.000 euros anuales por el arrendamiento del espacio, ubicado frente al complejo comercial Cantones Village y el palacio de congresos Palexco, concesiones en terreno portuario de la propia Comar.

El contrato de alquiler, actualizado en el 2010, se renovó hasta el 30 de junio de 2020 o “hasta la fecha de finalización de la concesión si esta fuera previa”, como dejó constancia la empresa en su memoria. Quedará finiquitado, por tanto, el 21 de agosto de este año, una vez desestimado el recurso de la concesionaria en los juzgados de lo contencioso de A Coruña. Parisiana alegaba que la fecha de finalización debiera ser 2020, coincidiendo con el vencimiento de su compromiso con José Collazo.

Veto al modelo de negocio de Parisiana

Una vez situada la residencia universitaria que prometió el gobierno de Xulio Ferreiro en el edificio Calvo Sotelo, el inmueble mantendrá los usos hoteleros en el nuevo concurso, aunque con notables cambios. El más llamativo, que el canon destinado al Concello pasa de los ridículos 2.500 euros que pagaba Parisiana a un millón de euros.

Otro cambio importante es que el Concello prevé eliminar el intermediario. A diferencia de lo que hace Parisiana, la nueva adjudicataria se encargará también de la explotación del hotel –actualmente en manos de NH—y necesitará de un permiso del Consistorio para subarrendarlo. En consecuencia, la continuidad del Casino Atlántico en su actual ubicación podría depender tanto del ganador de la subasta como del propio Ayuntamiento, al margen de la negociación que emprenda Comar por el precio del alquiler. Pagó 287.000 euros en 2016 y 286.000 euros en 2015, en un contrato indexado al IPC.

Los empleos

El Casino Atlántico, además de ser una de las casas de juego históricas de la comunidad junto al casino de Egasa y Cirsa en A Toxa, ha capeado con bastante solvencia la crisis que atravesó el sector tradicional del juego, siendo de los pocos casinos de José Collazo en España capaz de aportar beneficios en algunos ejercicios junto al Gran Vía, la sala que abrió Comar en pleno centro de Madrid. En esos años, 2015 y 2016, empleaba entre 35 y 40 trabajadores.

Las bases de la subasta también obligarán a mantener la categoría del hotel y los puestos de trabajo que sostiene actualmente NH. No hay subrogación al no tratarse de un servicio público.

¿Demasiado caro?

Cuando este medio desveló que el Hotel Atlántico, de cuatro estrellas, no costaba más que el alquiler de un piso muy barato de la ciudad, la concesionaria lo achacó a una inversión en la remodelación del edificio que tenía pendiente de amortizar. El caso es que Parisiana ganó en su último ejercicio presentado 850.000 euros después de impuestos, la diferencia entre lo que gasta por el canon y el mantenimiento y lo que ingresa arrendando el inmueble.

El millón de euros que pretende conseguir Marea Atlántica es un precio de salida, según fuentes del mercado, caro para un mercado como A Coruña, lo que conlleva cierto riesgo de que pueda quedar desierto. Equivale, en todo caso, al 6% del valor de tasación del inmueble.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad