Coca-Cola pone fecha de caducidad a la contratación de eventuales en Begano

stop

La compañía justifica la medida por las huelgas que provocó el cierre de plantas

Fábrica de Begano en A Coruña

26 de abril de 2014 (15:20 CET)

Begano vive tiempos extraños. Mientras Coca-Cola Iberian Partners aplica un ERE para 102 trabajadores de la planta coruñesa, la fábrica trabaja a tres turnos tras incorporar a su ritmo de producción la jornada nocturna. Para cubrir la ampliación de horarios, la compañía contrató a 40 eventuales, que tienen contrato hasta este verano. La evidente contradicción entre los despidos, enmarcados en un polémico proceso de reestructuración que conllevó el cierre de cuatro plantas españolas, puso en pie de guerra a los sindicatos.

Las centrales pidieron explicaciones a la dirección de la compañía y la respuesta ha llegado. Según informó Coca-Cola, estas contrataciones tienen un carácter coyuntural y temporal. Responden a la necesidad de cubrir los problemas de abastecimiento generados por el cierre de plantas y los parones derivados de las protestas de los trabajadores. Begano, de hecho, además de cubrir su propio mercado, que coincide en líneas generales con Galicia, envía sus envases por otros puntos de la península para paliar los problemas de abastecimiento.

El plan de reestructuración, en entredicho

De la respuesta de Coca-Cola informó UGT, que cuestiona el plan presentado por la compañía para la reestructuración que acometió en España. El sindicato ve evidente que el stock acumulado no fue suficiente para corregir los desequilibrios provocados por los cierres en el abastecimiento. Muestra como prueba la contratación de eventuales en Begano y da por hecho que estos trabajadores continuarán en verano, la época de mayor producción para la compañía.

También asegura que el proyecto de reestructuración de la compañía, un documento con cláusulas de confidencialidad que entregó Coca-Cola a los comités de empresa, aseguraba que la embotelladora gallega no podría asumir más trabajadores ni más producción. Por lo tanto, tampoco más mercado. La situación actual desmiente esta consideración aunque desde la compañía aseguran que es una medida “coyuntural” que desaparecerá con el tiempo.

Ese tiempo futuro está todavía pendiente de la impugnación del ERE presentada por los sindicatos que espera fallo judicial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad