Coca-Cola cierra el ERE con 235 despidos forzosos

stop

La mayoría de los afectados proceden de la fábrica de Madrid que mantiene una huelga indefinida

Trabajadores protestan por el cierre de la embotelladora de Coca-Cola en Madrid.

01 de abril de 2014 (17:50 CET)

Coca-Cola Iberian Partners ha cerrado el expediente de regulación de empleo (ERE) con el despido de 235 trabajadores de la planta de Fuenlabrada (Madrid) que no se sumaron de forma voluntaria al plan de ajuste presentado por el embotellador único en España.

Los afectados de la fábrica de Fuenlabrada, integrada por 500 trabajadores, han recibido las cartas de despidos forzosos. El 80% de los afectados por el ERE se acogió a bajas voluntarias y prejubilaciones. La compañía planteó reducir en 1.191 trabajadores la plantilla de todos los embotelladores de España.

Con este último paso, se completa la operación que supone el cierre de la planta de Fuenlabrada que llevaba paralizada en su actividad desde que los trabajadores iniciaran hace casi dos meses una huelga indefinida, así como los centros de producción de Asturias, Alicante y Palma de Mallorca.

Madrid, el centro rebelde

El embotellador único ha resuelto cerca de las 1.700 solicitudes recibidas en el plan de adhesión voluntario y se espera que a partir del 5 de mayo se inicien las recolocaciones. Las fábricas de Asturias, Alicante y Palma de Mallorca se han sumado en su totalidad al plan de ajuste, mientras que en la zona centro se ha llegado al 70%. En la planta de de Fuenlabrada, el grado de consecución de los objetivos de reestructuración ha sido de un 60%.

Los trabajadores pertenecientes a cualquiera de los centros de trabajo y áreas afectados se podían acoger a una prejubilación a partir de 56 años, optar a una recolocación con una ayuda por traslado de 15.000 euros más 500 euros al mes para vivienda durante dos años, o solicitar una baja voluntaria incentivada con 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades más 10.000 euros adicionales.

La vía judicial

Las salidas que se produzcan una vez finalizado el plazo de adhesión se harán con unas condiciones menos ventajosas, ya que se ofrecerá una indemnización de 33 días por año y 24 mensualidades como máximo. Fuentes de la compañía han explicado que los trabajadores que han recibido sus cartas de despido ya tienen sus indemnizaciones.

El sindicato CC.OO. ha llamado a la plantilla a seguir luchando contra las medidas emprendidas por la embotelladora única y criticó que una multinacional “con enormes beneficios se desprenda de más de 1.000 trabajadores. El sindicato aseguró que continuará con la vía judicial con la que intentan declarar la nulidad del ERE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad