Primer encuentro de socios de Clun celebrado en Santiago/ Clun

Clun rompe su alianza con Leche Celta y Capsa en marca blanca

Dos años después de sumarse a Iberleche, Clun rompe la alianza con Capsa y Leche Celta para la venta de marca blanca porque “no cumple las expectativas”

Cooperativas Lácteas Unidas (Clun), la cooperativa de Feiraco, Os Irmandiños y Melisanto, se baja del proyecto de Iberleche, la empresa creada por Leche Celta para la producción de marca blanca para distribución. Clun se había incorporado al accionariado hace solo dos años, en 2017, donde compartía sillón con Celta y Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), la dueña de Central Lechera Asturiana.

Fuentes de la cooperativa gallega confirmaron a este medio su marcha de la empresa al considerar que no había “cumplido las expectativas” que tenían. Según indican, es una decisión que se tomó hace tiempo y que se materializa ahora con la salida del consejo de administración de Clun Marca Distribuidor, la sociedad que había adquirido un 13,84% del capital.

Clun aportó contratos y derechos de uso sobre las marcas

El socio mayoritario era Leche Celta, controlando el 56,87% del accionariado, mientras que Capsa tenía el 29,29%. Clun adquirió su participación, 136.437 acciones, mediante una aportación no dineraria. Es decir, la cooperativa gallega cedió los derechos de uso de algunas de sus marcas y los contratos de suministro a la distribución.

Bajo esta fórmula, Iberleche incorporó a su portafolio contratos con DIA, Froiz, Gadis, Aldi o El Corte Inglés. Clun opera con marcas como Únicla, Clesa, Feiraco o Arquega, pero los contratos vinculados a la alianza con Celta y Capsa estaban destinados a comercializarse como marca blanca para distribución.

Iberleche: casi 200 millones de ingresos

Iberleche no es una empresa pequeña. En su último ejercicio facturó 193,4 millones, un 13% más; logró un resultado de explotación positivo de 173.000 euros y un beneficio insignificante, apenas 67.000 euros. Del total de las ventas, el 20% se realizaban en Andalucía y otro 20% en Madrid. El tercer mercado más importante estaba en el Levante, con un 15%, mientras que el 45% restante se repartía por el resto de la geografía española.

Clun se sumó al proyecto de una gran distribuidora de marca blanca para “responder a las necesidades de dimensión, surtido, calidad y servicio que requiere la moderna distribución y demandan los consumidores”, explicaba Iberleche en 2017, cuando contaba con una capacidad de producción de 2.400 millones de litros. Ahora, la cooperativa gallega abandona el proyecto decepcionada con los resultados obtenidos en su aventura.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad