Povisa es uno de los trece centros privados gallegos que ha denunciado los abusos de Adeslas ante el Consello Galego da Competencia

Las claves de la guerra entre los hospitales gallegos y Adeslas

stop

El Consello Galego de Colegios Médicos se une a las críticas a las aseguradoras tras la denuncia de trece hospitales ante Competencia

A Coruña, 21 de julio de 2017 (05:55 CET)

El conflicto planteado ante el Consello Galego da Competencia contra Adeslas por trece hospitales privados gallegos, nucleados en torno a su patronal, tiene miga. Dos años de investigación, tras la denuncia inicial en el organismo que preside Francisco Hernández, dan para mucho. También para conocer las claves de los desencuentros.

Además, la Asociación de Hospitales de Galicia, la patronal denunciante, tiene un nuevo aliado en su cruzada. Se trata del Consello Galego de Colegios Médicos, que sin nombres, carga contra las aseguradoras por entender que "a los médicos que trabajan para las aseguradoras privadas no se les ofrece ninguna fórmula contractual que dé soporte a su actividad profesional. Son incluidos sin más en el cuadro médico y en el momento en que lo consideran conveniente para sus intereses económicos, los “sacan” simplemente con un mero aviso".

Prácticas abusivas

Las tarifas por acto médico con las que retribuye a los facultativos, dice el Consello Galego de Colegios Médicos, "son poco menos que ridículas y obligan a éstos a un número elevado de consultas por jornada para que resulte mínimamente rentable su actividad profesional privada".

Los médicos se ven obligados a realizar un elevado número de consultas para que su actividad privada sea rentable

Esta denuncia pública se suma a la que tramita el Consello Galego da Competencia, presentada por trece hospitales contra Adeslas, filial de Mutua Madrileña y Vidacaixa. Presuntas prácticas abusivas y abuso de posición de dominio son los ejes de la investigación. ¿Por qué? Por ejemplo, según la patronal de los hospitales, la atención de una urgencia se abona por parte de Adeslas en torno a 27 y 40 euros, cuando la tarifa media abonada por las restantes compañías aseguradoras se establece en una horquilla de entre 75 y 100 euros. Los hospitales, según esta tesis, ni siquiera cubren costes.

El sistema de "cápitas"

Este grupo de trece hospitales privados (Povisa, HM Modelo, Quirón Salud, La Rosaleda y San Rafael, entre otros) aluden en la denuncia que tramita Competencia que se encuentran en una situación de dependencia económica con respecto a Adeslas "puesto que necesariamente están obligados a mantener relaciones comerciales con ella para desarrollar, con cierto grado de sostenibilidad y eficacia, su actividad".

Los hospitales ven en el sistema de "cápitas", una suerte de tarifa plana, una situación de abuso de posición de dominio. Este tipo de actuaciones se establecen bien con carácter general o por servicios. Se trata de una práctica que conlleva que no se pague realmente por servicio médico efectivamente prestado, sino que acaba convirtiéndose en una cantidad fija, a tanto alzado. Para los trece hospitales, este sistema de “cápitas” supone también la transferencia de riesgo que debería ser asumido por la aseguradora.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad