PSA

Cisma en la plantilla de PSA en Francia por el coche estrella de Vigo

La adjudicación del Peugeot 2008 a la factoría de Vigo fulmina 1.100 empleos en su planta gala de Mulhouse y desata la ira de los sindicatos

El grupo PSA da un nuevo espaldarazo a su factoría de Balaídos (Vigo) a costa de asestar un golpe a la segunda mayor planta en su país de origen: la de Mulhouse, situada a apenas diez kilómetros de la frontera de Francia con Suiza.

La decisión de la compañía de trasladar de Mulhouse a su factoría viguesa la construcción de la nueva generación del todocaminos Peugeot 2008 generará 1.200 nuevos empleos en Balaídos al tiempo que obligará a aplicar un drástico ajuste laboral en la planta gala. En concreto, la compañía no renovará en plantilla a los más de 1.100 trabajadores temporales a los que les expira el contrato en los últimos meses del año, según denuncia Laurent Gautherat, responsable del sindicato CFE-CGC en el centro, que califica la medida de “terrible para el empleo en la zona”.

Dos tercios de la producción

La planta de Mulhouse había sido la encargada de fabricar las sucesivas ediciones del Peugeot 2008 en los últimos seis años. En total, de la factoría salieron más de un millón de réplicas de este modelo que ha aportado dos tercios de la carga de trabajo total de la factoría a lo largo del último año.

De las instalaciones de Mulhouse salieron un total de 244.713 vehículos en 2018, de los cuales 193.000 se corresponden al Peugeot 2008. Es por ello que el traslado de la producción al centro de PSA en Balaídos forzará el fin del turno nocturno en la planta de Mulhouse y la reducción a la mitad del ritmo de producción de vehículos durante el día.

La decisión del grupo PSA supone un nuevo golpe a la factoría de Mulhouse, que cuenta actualmente con 5.100 empleados indefinidos y otros 1.400 temporales, unas cifras que contrastan con los más de 10.000 operarios con los que llegó a contar en 2007, en vísperas de la crisis.

A la espera del salvavidas de Opel

La planta de Mulhouse solo tiene asignada en estos momentos la producción de los modelos DS7 y el Peugeot 508 y espera que a lo largo del año 2020 se le adjudique la construcción de un vehículo de la marca Opel que permita insuflar aire.

En todo caso no sería hasta 2021 cuando se iniciaría la fabricación de estos eventuales nuevos modelos de la marca alemana. Hasta entonces, parte de los operarios de la plantilla de Mulhouse se verán obligados a trasladarse a la planta de Sochaux, el buque insignia de PSA en su país de origen, así como a pasar del sector de ensamblaje a las unidades que fabrican los componentes mecánicos que el grupo posteriormente distribuye a las plantas de toda Europa (entre ellas, la de Vigo).

 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad