Cinco empresas controlan casi la mitad de la obra pública de la Xunta

stop

DATOS DE APECCO

Trabajadores en una obra

A Coruña, 15 de abril de 2015 (23:43 CET)

Casi la mitad de la obra pública adjudicada por la Xunta de Galicia el pasado año fue a parar a cinco empresas. En concreto, a las compañías Vías y Construcciones, CRC Obras, Extraco, Dragados y Copasa, se les encargaron obras por valor de 58,4 millones de euros a lo largo de todo el 2014, frente a los 130,6 millones de euros que se repartieron en total entre 195 proyectos distintos en la comunidad gestionados por la administración autonómica.

Un año más, parece que la obra pública gallega pivota alrededor de la figura del empresario madrileño Florentino Pérez, presidente de ACS, compañía a la que pertenecen tanto Vías y Construcciones como Dragados.

Obras por valor de 130 millones

Los datos elaborados por la Asociación Provincial de Empresarios de la construcción en A Coruña (Apecco) revelan que la licitación y adjudicación de obra pública por parte de la Xunta de Galicia creció con respecto a 2013, si bien el incremento no fue especialmente significativo. Durante los pasados doce meses, el Ejecutivo autonómico adjudicó 195 obras por valor de 130,6 millones de euros, frente a los 161 proyectos del ejercicio anterior, cuyo coste de adjudicación fue de 124,1 millones de euros.

El panorama de la obra pública gallega no ha variado mucho de un año a otro. Por lo menos en la esencia. En la comunidad pervive un importante núcleo de empresas que se erigen como receptores de los contratos públicos. Basta un dato como ejemplo: tanto en 2013, como en 2014, cerca del 70% de la obra pública de la Xunta se concentró en tan sólo una decena de firmas.

Las diez primeras empresas

No obstante, de un ejercicio para otro, las compañías agraciadas con los contratos autonómicos han variado. Una UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Vías y Calzadas, Extraco y CRC se llevó una adjudicación de 41,1 millones de euros, correspondientes a las obras de ampliación del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, mientras que Dragados se hizo con tres contratos por un valor de adjudicación de 10 millones y la ourensana Copasa recibió la adjudicación de dos obras por siete millones.

Las empresas santiaguesas Espina y Obiga también han ganado puestos en el ránking de adjudicatarias, ya que se llevaron un contrato de 5,7 millones de euros correspondiente con la construcción de una depuradora en Negreira. La compañía de Touro Francisco Gómez y Cía se llevó otras tres adjudicaciones por importe de 4,8 millones, mientras que la lucense Construcciones Vilamiño cerró contratos por 4,2 millones.

Las caras nuevas de 2014

En el ránking de empresas que más ganaron con la obra pública de la Xunta se encuentra también la ourensana Obras y Servicios Gómez Crespo, con trabajos por valor de 4,1 millones y una UTE entre Taboada y Ramos y FCC que se llevó un proyecto por algo más de 4,1 millones. Cierran el ránking de las empresas que recibieron más adjudicaciones las coruñesas Arias Hermanos y Copcisa, con construcciones por 3,5 y 3,1 millones de euros.

De un año para otro se han producido numerosos cambios en los primeros puestos de la lista de empresas adjudicataria de obra pública por parte del Gobierno gallego. En 2013, Vías y Construcciones, CRC, Copasa, Extraco y Construcciones Vilamiño se posicionaron entre las compañías que más proyectos de la administración recibieron pero también estaban Antalsis (en concurso de acreedores), Acciona, Proyecon Galicia y Veolia Water System Iberica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad