Cimpor sale al rescate de Corporación Noroeste, que duplica pérdidas

stop

Convocadas dos juntas generales extraordinarias de la compañía viguesa para renovar el consejo y aprobar nuevas inyecciones de fondos

Planta de Morteros de Galicia, integrada en Votorantim,  en Boqueixón

08 de noviembre de 2012 (20:54 CET)

A grandes males financieros, todo remedio es bueno. Cimentos de Portugal (Cimpor) ha decidido salir al rescate de su joya en España, Corporación Noreste, un holding con sede en Vigo del que cuelgan una veintena de cementeras repartidas por toda la península, entre ellas Cementos Cosmos. Dos consejos de administración de Corporación Noroeste celebrados en las últimas semanas se han saldado con las convocatorias de dos juntas generales extraordinarias, a celebrar los próximos 29 de noviembre y 10 de diciembre, para abordar tanto la nueva composición del consejo de administración como para decidir las aportaciones de su socio único, Cimpor, con el objetivo de fortalecer los recursos propios de la compañía, según recogen las propias convocatorias.

Si en el consejo del pasado 23 de octubre, la compañía decidía la celebración de una primera junta extraordinaria para noviembre, con el fin de abordar el cese y nombramiento de consejeros, entre otros acuerdos, fue otro consejo, celebrado esta misma semana, el que convocaba otra junta extraordinaria, para diciembre, con el objetivo de aprobar una “aportación de los socios para fortalecer los fondos propios” de Corporación Noroeste. Ambas convocatorias, firmadas por Luis Güell, secretario del consejo, han sido inscritas en el Registro Mercantil de Pontevedra.

Pérdidas de 22,8 millones

Tras esa nueva aportación de fondos que abordará la junta de diciembre se esconde la situación de Corporación Noroeste, que ha acusado, por su propia actividad, el desplome en el sector de la construcción. De hecho, la compañía tuvo unas pérdidas de 22,8 millones en 2011, incrementando los números rojos desde los 12,3 millones del ejercicio precedente. Este resultado es, en parte, consecuencia de un descenso de la cifra de negocio del 8,3%, desde los 272,7 millones de 2010 hasta 249,9 millones al cierre del año pasado.

Corporación Noroeste presenta una deuda financiera saneada, con un pasivo bancario de tal solo 3,6 millones en 2011, frente a los 5,7 millones que debía un año antes. Pero son precisamente los préstamos concedidos por su propio grupo, y la financiación que le concede, lo que ha permitido a la firma con sede en Vigo tener una posición de deuda bancaria tan limitada. De acuerdo con datos de la propia compañía, en diciembre de 2009 se modificó el vencimiento del contrato de préstamo entre Corporación Noroeste y Cimpor Inversiones, su matriz, por importe de 193,6 millones de euros, estableciéndose un calendario de amortización que fue modificado en 2010: 100 millones en enero de 2013 y 93,6 millones enero de 2014.

Financiación del grupo

Además, al 31 de diciembre de 2011 Corporación Noroeste mantenía con Cimpor Inversiones cuentas a pagar a largo plazo por importe de 258,7 millones de euros (120,5 millones en 2010). Los intereses devengados solo por las cuentas a pagar y los préstamos formalizados con partes vinculadas, es decir, con empresas del grupo, ascienden a 12,5 millones de euros en 2011.

Además de Cosmos, del holding con sede en Vigo dependen otras sociedades, como son Prebetong Lugo, Cimpor Hormigón España, Cementos de Andalucía, Materiales del Atlántico, Cimpor Canarias, Morteros de Galicia y Áridos de A Coruña, entre otras, hasta sumar más de una veintena. La corporación es, en síntesis, el brazo industrial de Cimpor en el mercado español, donde durante años fue una de los primeros grupos cementeros.

“Durante los últimos ejercicios, la actividad del grupo se ha visto afectada por la desfavorable evolución del ciclo económico y por la situación de recesión por la que atraviesa el sector en el que opera, ya que la los productos que fabrica y comercializa el grupo tienen como destino final el sector de la construcción, tanto privada como de obra civil”, mantiene la compañía. “La situación de este mercado se ha venido deteriorando desde mediados de 2007, lo que ha ocasionado un descenso de las ventas y de la actividad del grupo, así como importantes pérdidas en los ejercicios 2011 y 2010”, explican.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad