Cimpor crea cementeras en Galicia en plena crisis de su filial Cosmos

stop

Corporación Noroeste prosigue su reestructuración mientras continúan las movilizaciones en la planta de Oural

Factoría de Cementos Cosmos en León

18 de diciembre de 2012 (22:06 CET)

La hoja de ruta trazada por la multinacional portuguesa Cimpor para sus negocios en España continúa dando pasos al tiempo que arrecian los conflictos laborales en algunas de sus plantas. La compañía lusa ha salido al rescate de Corporación Noroeste, su holding cabecera con sede en Vigo, con nuevas inyecciones de capital tras haber duplicado sus números rojos durante el año pasado, hasta los 22,8 millones. Al mismo tiempo, y mientras prosiguen las movilizaciones en algunas filiales, como es el caso de Cementos Cosmos, con planta en Oural, el holding portugués impulsa nuevas cementeras, también con sede en Vigo, como Noroeste, en línea con su proceso de reestructuración.

El brazo inversor de Cimpor ha procedido a crear al menos dos compañías nuevas, como es el caso de Cementos Asment y Cimentos EAA Inversiones, ambas sociedades limitadas participadas en su totalidad por el grupo y constituidas en los últimos dos meses. Cimentos Asment, inscrita en el Registro Mercantil la semana pasada, tiene por objeto la fabricación, adquisición, enajenación, importación, exportación, distribución, transporte y comercialización en general de áridos y hormigones, morteros, cemento y sus derivados. Constituida con apenas tres mil euros, Cimpor Inversiones procedió posteriormente a ampliar el capital de Asment por importe de 489.000 euros, al tiempo que nombraba administradores a dos de sus ejecutivos, Carlos Eduardo de Arruda y Osvaldo Ayres. Por su parte, Cimentos EAA Inversiones fue creada en octubre.

Los problemas continúan

Mientras, los problemas de Corporación Noroeste los paga también Cementos Cosmos, y por ende, todo Oural. La viabilidad de la cementera dirigida por Federico Martínez Bayona no se gestiona en los despachos de Vigo, sede de su matriz, sino en Lisboa, centro de decisión de Cimpor, y también en Brasil, donde están instalados los accionistas del grupo luso. De momento, las prejubilaciones en Cosmos han hecho saltar las alarmas, pero los resultados de Corporación Noroeste, con pérdidas en 2011 de 22,8 millones, no presagian nada bueno. Como tampoco el hecho de que comience a entrar cemento en Galicia desde la fábrica de Cosmos en Toral de los Vados, en El Bierzo.

Según el comité de empresa de Cosmos, por ahora filial de Corporación Noroeste, el temor de las 93 personas que componen la plantilla en la actualidad es que la multinacional lusa "se quiera llevar la producción a Toral”, donde el Grupo Cimpor tiene la planta. La dirección de Cementos Cosmos comunicó al comité de empresa "la imposibilidad de acudir a la exportación como línea de negocio para mantener la viabilidad”. La planta lleva 35 años en Oural.

Debilidad financiera


Como adelantó Economía Digital, tras la nueva aportación de fondos que abordó una junta general extraordinaria este mismo mes se esconde la situación de Corporación Noroeste, que ha acusado, por su propia actividad, el desplome en el sector de la construcción. De hecho, la compañía ha registrado un descenso de la cifra de negocio del 8,3%, desde los 272,7 millones de 2010 hasta 249,9 millones al cierre del año pasado. Además, al 31 de diciembre de 2011 Corporación Noroeste mantenía con Cimpor Inversiones cuentas a pagar a largo plazo por importe de 258,7 millones de euros (120,5 millones en 2010).

Además de Cosmos, del holding con sede en Vigo dependen otras sociedades, como son Prebetong Lugo, Cimpor Hormigón España, Cementos de Andalucía, Materiales del Atlántico, Cimpor Canarias, Morteros de Galicia y Áridos de A Coruña, entre otras, hasta sumar más de una veintena.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad