China y el brexit hacen un estropicio en las sicavs de las fortunas gallegas 

stop

Las sociedades de inversión de capital variable pierden más de 20 millones de patrimonio en 2016; Rumbo, de Francisco Botas, y Brunara, vinculada a Felipa Jove, las más castigadas 

Sandra Ortega, Fernández Somoza, Felipa Jove y José María Castellano

en A Coruña, 20 de agosto de 2016 (00:40 CET)

Una año a la baja. Las sicavs de las grandes fortunas gallegas han seguido encogiendo a lo largo del año, agudizando la caída de patrimonio registrada en los últimos meses de 2015, que puso fin a un periodo de notable expansión.

Entre las más conocidas, Brunara, vinculada a la vicepresidenta de Inveravante, Felipa Jove, adelgazó siete millones, mientras que Rumbo, del consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, recortó su patrimonio un 30%, de los 7 millones con los que arrancó el año a los 4,9 con los que cerró el primer semestre.

En conjunto, la quincena de sociedades más conocidas han perdido más de 20 millones de patrimonio desde que arrancó el año, aún descontando las dos de Manuel Jove, Doniños y Bourdet, que han causado baja como sicavs.

Un año convulso

El motivo de tan aciago balance hay que encontrarlo en la volatilidad de los mercados en el primer semestre, que acabó arrojando balances negativos para buena parte de las inversiones financieras y una fuga generalizada de la renta variable europea.

Las gestoras son claras en las notas explicativas del periodo. "Tres focos de incertidumbre dominaron el comportamiento del inicio del ejercicio, derivando en uno de los peores comienzos de año para los activos financieros en perspectiva histórica", dice la gestora de Banco Santander, aludiendo a las caídas de la bolsa china en el arranque de año, al desplome del petróleo y al temor a una segunda recesión "con epicentro en EEUU".

El terremoto del brexit

Al mal arranque siguió primero el temor al referendum sobre la permanencia del Reino Unido y después el brexit, que provocó un cataclismo en los mercados europeos y cuyo efecto se medirá "desde el momento en el que se determinen las implicaciones prácticas derivadas", zanja JP Morgan, gestora de Soandres.

En este escenario, el impacto en el patrimonio de las sicavs gallegas fue el siguiente:

Sandra Ortega

Soandres pasó de 410 millones en el arranque de 2016 a 408 a cierre del primer semestre

Felipa Jove

Brunara pasó de 159 millones a 152 millones

Fernández Somoza 

Currelos pasó de 103 a 100,6 millones, pese a crecer en el segundo trimestre

Guntín pasó de 101,9 a 97,6 millones de patrimonio

Josefa Ortega

Jogami pasó de 7,3 millones a 6,9 millones

Escaribel pasó de 6,5 millones a 5,5 millones

Dolores Ortega y Juan Carlos Cebrián

Silleiro pasó de 22,9 millones a 21,6 millones

Vivero pasó de 22,8 a 21 millones

José María Castellano

Carivega pasó de 5,6 a 5,4 millones

Francisco Botas

Rumbo pasó de 7 millones a 4,9 millones

Modesto Rodríguez

Cibran pasó de 30,3 millones a 29,1 millones

Moterfin pasó de 30,8 a 30,3 millones

Solainainvest pasó de 23,6 a 22,9 millones

Los Domínguez

Albero Cartera pasó de 4,5 millones a 4,3 millones

Sigue el miedo

La tendencia inversora, que ha estado marcado por una huida hacia valores refugio y emergentes, sigue condicionada por las consecuencias del brexit, pero también "por la intensa agenda de eventos de carácter geopolítico y sus potenciales implicaciones en materia de incertidumbre sobre crecimiento".

Santander Private Banking Gestión destaca "las elecciones presidenciales en EEUU, a celebrarse el 8 de noviembre, donde las encuestas de opinión reflejan una ventaja nada confortable de la candidata demócrata (Hillary Clinton) sobre el republicano Donald Trump. Los inversores, por tanto, tienen por delante unos meses en los que la incertidumbre seguiría instalada en cotas altas". 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad