Cementos Cosmos vuelve a explotar su mina gallega pero solo activa un mes la fábrica

stop

Salvemos Cabana advierte que la actividad en la cantera de Triacastela pone en peligro Cova de Eirós, “el mayor santuario rupestre de Galicia”

Planta de Cementos Cosmos en Oural | Cementos Cosmos

02 de agosto de 2014 (17:48 CET)

Cementos Cosmos, la cementera del grupo Votorantim con planta en Sarria (Lugo), ha logrado el permiso municipal que mantuvo durante 12 meses paralizada la mina de Triacastela, su cantera gallega. Era una batalla clave para la compañía debido a que la caliza que obtiene de tierras lucenses presenta una enorme calidad en los test de fábrica y le permite elaborar cementos especiales.

La explotación de la mina provocó un encontronazo de renombre en septiembre del año pasado, cuando antiguos trabajadores y vecinos frenaron la marcha de 15 camiones de Votorantim hacia la planta de Toral de los Vados (León). El ayuntamiento de Triacastela señaló que la empresa carecía de licencia municipal para extraer el material de la cantera, que desde entonces estuvo paralizada. Con el permiso en el bolsillo, Cosmos está preparado para retomar la actividad en la mina.

Un mes de actividad en Oural


El conflicto hay que enmarcarlo en un periodo de fuerte tensión. Votorantim decidió dejar prácticamente paralizada la histórica planta de Oural, en la que quedan menos de una veintena de trabajadores, y llevarse la producción a su fábrica de El Bierzo.

Pero extraer el material en Galicia tras prácticamente cerrar las instalaciones no sentó bien ni a los trabajadores ni a los vecinos, que venían denunciado durante la negociación del ERE que esa era la intención de la compañía brasileña.

Con la cantera en funcionamiento, Cosmos reactivará durante un mes y de forma temporal la producción de clínker en Oural a partir de este lunes.

La proximidad a Cova de Eirós


Pero más allá de las tensiones que generó la paralización de Oural,  Cosmos tiene otro frente abierto: la proximidad de la Cova de Eirós a la explotación de Triacastela. El colectivo Salvemos Cabana denuncia que la actividad extractiva está poniendo en peligro el yacimiento arqueológico, “un enclave único que conserva las primeras evidencias de arte rupestre paleolítica del noroeste peninsular”.

De hecho, Salvemos Cabana explica que la actuación de Cosmos, con el empleo de explosivos en la cantera, ya deterioró la salud de la Cova de Eirós, al provocar “alteraciones en la capa protectora del terreno y del nivel freático, lo que derivó en un aumento de los niveles de humedad, muy perjudiciales para la conservación de las pinturas rupestres”.

El impacto ambiental

El colectivo se muestra sorprendido de que la empresa tenga tantas facilidades por parte de las distintas administraciones para sacar adelante una extracción en la que “el procedimiento de evaluación ambiental, que sería una obligación inexcusable pasa a ser un elemento meramente decorativo”

Tomando como referencia la vuelta a la actividad de Cosmos en Triacastela, Salvemos Cabana recuerda la urgencia de reformar la Ley de Ordenación da Minaría de Galicia “en favor de la conservación del patrimonio natural y cultural”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad