Cementos Cosmos se lleva la tecnología y el equipo directivo de Oural a El Bierzo

stop

El traslado de maquinaria imposibilita la producción en la planta gallega

Protesta de los trabajadores de Cementos Cosmos en Lugo | CIG

16 de marzo de 2014 (02:02 CET)

Otra vuelta de tuerca en el prolongado proceso que está desmantelando la histórica fábrica de Cementos Cosmos en Sarria, otrora referente en la producción de cemento del noroeste peninsular.

Votorantim, el gigante brasileño que controla Corporación Noroeste y la que fuera su filial, Cosmos, sigue sacando rédito de la planta lucense de Oural, de donde ha llevado la producción, los trabajadores, el equipo directivo y, ahora también, la maquinaria. El objetivo no es otro que sacar brillo a su otra planta, que también bajo la marca Cosmos, opera en Toral de los Vados (León).

Se lleva la tecnología

El ajuste de Votorantim en la península Ibérica ha dejado en Oural a 20 trabajadores, que pronto serán solamente 15 al estar previstos otros cinco despidos, y un compromiso firmado por la empresa de mantener las máquinas funcionando al menos dos meses al año. Pero, ni siquiera en este punto, los trabajadores de la fábrica gallega tienen entera confianza.

Cosmos ha trasladado a Toral de los Vados dos máquinas de rayos X empleadas en Oural para el análisis de composición del clínker, el cemento, la caliza e incluso el carbón y la pirita. La fluorescencia de rayos X es un procedimiento estándar en las cementeras y sin el que no se puede producir ya que es imprescindible para el muestreo del producto. De ahí, la preocupación de los trabajadores, que advierten que es una tecnología muy costosa y difícil de instalar de una planta a otra.

Traslada a los directivos


Junto al traslado de maquinaria, también los directivos de Oural comienzan a asentarse en tierras castellanas. Jaime Santoalla, quien fuera director de mantenimiento en la fábrica sarriana, acaba de ser nombrado director de la cementera de Toral de los Vados, cargo que compatibilizará con la dirección de Oural, pero lo hará desde El Bierzo. Santoalla había sido uno de los ejecutivos que, tras el ERE aplicado en Sarria, se trasladó a la fábrica de León junto al antiguo director de producción de Oural, Rubén Márquez, y el jefe de laboratorio.

Santoalla es un canterano de la fábrica de Sarria. Según informan fuentes sindicales, estuvo 14 años en puestos directivos y era el hombre llamado a sustituir a Federico Martínez, el ex director de Cosmos en Oural, que estaba cerca de la jubilación cuando la empresa puso sobre la mesa los despidos y dejó las instalaciones prácticamente paralizadas.

Extrae materia prima


Sin embargo, a diferencia de la planta gallega, el proceso de reestructuración acometido por Votorantim para paliar la contracción del mercado del cemento, arrastrado por la crisis de la construcción, ha conllevado un aumento de producción del 47% en el último año en Toral de los Vados, según datos de la propia compañía.

En este escenario, el mayor interés de Cosmos en Galicia parece seguir siendo la materia prima de la cantera de Vilavella, en el Ayuntamiento de Triacastela. Básicamente, porque su caliza es de mejor calidad y puede utilizarse para producir cementos especiales. La cantera se convirtió en un punto de tensión a finales del pasado año, cuando ex trabajadores de Oural y la propia alcaldesa de Triacastela, Olga Iglesias, frenaron la marcha de los camiones de Cosmos, que se dirigían a León para abastecer la planta de Toral de los Vados. Da buena cuenta la escena de la imbricación de Cosmos como motor económico de la comarca y de la sensación de “saqueo” que golpeaba a vecinos y trabajadores.

Denuncia


Esta misma semana, la red contraMINAcción, que engloba a distintos colectivos contrarios a la minería agresiva, anunciaba una denuncia contra Cementos Cosmos por continuar extrayendo caliza de Triacastela cuando la cantera no cuenta con licencia municipal y está paralizada por la Xunta.

 La agrupación exhibe en su página web un vídeo.en el que, según asegura, se ve a los camiones de Cementos Cosmos trabajando en la cantera gallega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad