Cementos Cosmos prevé recuperar el nivel de actividad previo a la crisis en Galicia

stop

Representantes de la cementera y técnicos de la Xunta se desplazaron al yacimiento arqueológico de Cova Eirós para concocer su estado de conservación; está situado junto a la cantera de Vilavella, que explota la compañía

Técnicos de la Xunta y representantes de Cementos Cosmos visitaron Cova Eirós

en A Coruña, 05 de agosto de 2016 (18:22 CET)

Cementos Cosmos recuperará en Oural el nivel de actividad previo a la crisis. Buena noticia para el empleo en Sarria, pero mala para el yacimiento arqueológico de Cova Eirós, que está situado junto a la cantera de Vilavella, donde la compañía extrae el material para abastecer a su planta gallega.

Varios técnicos de Patrimonio de la Xunta de Galicia y representantes de la compañía han visitado la gruta dentro de las tareas de monitorización que ha establecido el Gobierno gallego para proteger Cova Eirós de la actividad de Cosmos en la cantera. El objetivo era, básicamente, conocer las condiciones de la cueva y el estado de las pinturas rupestres.

Cosmos recalca su compromiso con el yacimiento

"Cuando la fábrica de Oural se reactive y la explotación de la cantera recupere el nivel de actividad anterior a la crisis, los arqueólogos podrán hacer un seguimiento detallado de las condiciones dentro de la cueva y del estado de las pinturas, que garantice la total compatibilidad de la actividad minera con la preservación de Cova Eirós", ha recalcado la compañía en un comunicado.

Cementos Cosmos asegura estar firmemente comprometida con el patrimonio histórico de Cova Eirós. "De hecho, uno de los primeros consejeros de la empresa, Isidro Parga, impulsó los primeros estudios arqueológicos y fomentó la colaboración con distintas universidades", recordó Jaime Santoalla, director de la fábrica de Oural.

En el marco de estos contactos, Cosmos instaló a finales de la década de los 90 diversas medidas de protección para frenar el deterioro de la cueva, que había sido utilizada tradicionalmente para guardar ganado e incluso había sufrido actos vandálicos como grafitis e inscripciones en las paredes, recuerda la empresa en un comunicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad