Cementos Cosmos, la única empresa de Corporación Noroeste que gana dinero

stop

Solo dos pequeñas sociedades aparte de la cementera logran insignificantes beneficios para el holding gallego, que gestiona 15 filiales

Planta de Cementos Cosmos en Oural | Cementos Cosmos

06 de septiembre de 2014 (19:58 CET)

El crack de la construcción en España se llevó por delante, o casi, la fábrica de Cementos Cosmos en Oural (Sarria) y dejó hecho unos zorros a Corporación Noroeste, el histórico holding del cemento con sede en Vigo, que pasó a manos del gigante brasileño Votorantim en 2012. Aquel ejercicio, Corporación Noroeste estaba contra las cuerdas. Presentaba un resultado negativo de 269,2 millones y un fondo de maniobra también negativo de 8,4 millones.

La caída del mercado del cemento era entonces implacable y todavía no se ha recuperado. De ahí que Corporación Noroeste y doce de sus 15 filiales presenten pérdidas. La matriz de una manera más razonable, con un resultado negativo de 267.000 euros. Claro que para salir a flote contó con un préstamo de 193,6 millones de aportación no dineraria efectuado por Votorantim cuando adquirió la sociedad en la Oferta Pública de Acciones presentada por su antiguo propietario, la portuguesa Cimpor. Este préstamo se ha convertido ahora en una deuda con la matriz por valor de 222,2 millones. El respaldo financiero del gigante es clave para mantener viva Corporación Noroeste.

El ‘rescate’ de Cosmos

Curiosamente, entre las sociedades del holding, la única cementera que aporta beneficios es Cementos Cosmos, que cerró 2013 con un resultado positivo de 10,3 millones. La cementera ha comenzado a explotar su mina gallega en Triacastela (Lugo) tras obtener la licencia municipal y ha provocado una oleada de críticas debido a la proximidad de la cantera con el yacimiento arqueológico de Cova de Eirós.

Cementos Cosmos, que había perdido 41,2 millones en 2012, era la joya de la corona en Corporación Noroeste y lo sigue siendo ahora que está en manos de Votorantim, concretamente, de la filial que constituyó el gigante brasileño en Vigo para controlar sus activos en España, Votorantim Cimentos EAA Inversiones. Pero de la reestructuración emprendida por el crack del ladrillo no ha salido bien parada Galicia, principalmente, por el ERE en la fábrica sarriana de Oural. Aquel clima tenso con Cosmos por los despidos, acabó en una auténtica batalla por la explotación de la mina de Oural y el riesgo que detectan partidos como AGE y colectivos como Salvemos Cabana para el medio ambiente y el patrimonio gallego afectado por la cantera, como el Camino de Santiago o Cova de Eirós.

Dos excepciones


Si excluimos a Cosmos de la cuenta, el resto de activos del holding, formado por 16 sociedades, presenta números rojos. Hay dos excepciones poco significativas. Morteros de Galicia, único activo gallego que aportó beneficios, con un resultado de 132.000 euros; y Cementos de Andalucía, con sede en Córdoba, que ganó 289.000 euros.

En pérdidas

Pero es esta una filial comercial. El activo importante de Andalucía es Cementos Cosmos Sur, donde se agrupan los centros de producción de Córdoba y Niebla, además de varias moliendas. Esta sociedad, que Votorantim ha fusionado recientemente con Cementos Cosmos, ha registrado pérdidas por valor de 2,35 millones.

Prebetong hormigones, también con sede en Vigo, registró pérdidas de 6 millones y su filial lucense acabó 2013 con un resultado negativo que rozó los 180.000 euros. La división de canteras (Canteras Prebetong), por su parte, perdió más de 9 millones.

Cementos Antequera, de la que Corporación Noroeste controla el 84,67% tras comprar un paquete de acciones el pasado año, se desplomó hasta registrar 8,4 millones en pérdidas.

También registraron pérdidas Áridos de A Coruña (Aricosa), la lucense Cantera do Penedo y la filial canaria dedicada a los morteros, Insular de Productos para la Construcción y la Industria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad