Tobias Martinez, presidente de Cellnex. CELLNEX

Cellnex espera a Boris Johnson para crecer (más) en Reino Unido

La cotizada quiere aprovechar los planes del Gobierno británico para mejorar la conectividad en las zonas rurales del país

La ofensiva de Cellnex en el Reino Unido no se limita a la compra de Arqiva. La cotizada catalana espera los últimos permisos para formalizar la adquisición de la compañía británica que le permitirá controlar hasta 8.000 emplazamientos en el país, pero mientras espera el de las autoridades ya trabaja en el siguiente paso: desarrollar la red de conectividad rural de la mano de las operadoras y el Gobierno del estado.

Tras la presentación de resultados del tercer trimestre de 2019, el consejero delegado de la firma de torres de telecomunicaciones, Tobías Martínez, compareció ante los analistas para explicar el desarrollo de su estrategia en el archipiélago. “Existe una oportunidad de desarrollar la red rural en el país”, dijo el ejecutivo.

La empresa asegura que la expansión pasa ahora por tratar de participar en los planes que la administración Boris Johnson y las operadoras de telecomunicaciones ya diseñan para mejorar la conectividad en las zonas rurales antes que por nuevas operaciones corporativas. No se trata tanto de comprar como si de desplegar la nueva red que habrá en el país.

"Las oportunidades en el Reino Unido son muy grandes", dicen en Cellnex

Así, Cellnex espera que las operadoras cuenten con ella para las nuevas torres de telecomunicaciones una vez sume a su órbita los emplazamientos de Arqiva. Antes, en junio, ya llegó a un acuerdo con British Telecom para la explotación y comercialización de otras 220 torres. "La oportunidad en el Reino Unido es muy grande", resumen desde la compañía.

Además, la cotizada no necesitará endeudarse para afrontar la expansión británica: ampliará capital por 2.500 millones de euros en una operación apoyada por Edizione, accionista de referencia. Si bien se espera que el resto de propietarios se sumen, queda por ver si Criteria acudirá con tal de mantener el 6% que posee.

Con la ofensiva, Cellnex aspira a convertirse en el primer operador independiente en Europa y el segundo del planeta, solo por detrás de American Towers.

Cellnex también mira a Irlanda

Pero las oportunidades de crecimiento para Cellnex no se quedan en el Reino Unido. Los analistas también le inquirieron por futuras compras en Irlanda, donde el volumen de operadores es altos frente al tamaño del mercado. Como avanzó Economía Digital, la empresa también analiza compras en el país, aunque primero debe digerir Arqiva.

"Todavía no hay conversaciones con ningún operador local", admitió Martínez. No obstante, a continuación añadió: "si hay oportunidades las estudiaremos".

En Irlanda ya suma 1.146 emplazamientos tras comprar Cignal en una operación anunciada en septiembre. Es una cifra considerable teniendo en cuenta el país, pero hay margen para crecer. El país tiene unos 4.500 emplazamientos, pero más de la mitad (60%) corresponden a operadores móviles, como Vodafone.

El resto del mercado es de operadores de torres como. Pero son ocho empresas para un mercado de 1.800 torres, de las que más de la mitad ya son de Cellnex, por lo que se espera una mayor concentración del mercado en los próximos años. Y ha quedado claro que la compañía catalana tiene intención de participar en ella.

Un artículo de Carles Huguet / Xavier Alegret

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad