Cee se echa a la calle contra la venta de las centrales de Ferroatlántica y afea la fiesta a Feijóo

stop

El comité de empresa critica que el presidente de la Xunta rechace recibirlos tras pedírselo "en seis ocasiones"; el manifiesto recalca que la planta lleva "25 años sin inversiones" por lo que no podría sobrevivir si se venden las centrales

Protesta contra la segregación y venta de las centrales de Ferroatlántica

en A Coruña, 12 de noviembre de 2016 (21:56 CET)

"Loitemos pola industria, unidos nunha soa voz! Loitemos pola comarca e polos empregos!". Así se expresaba el manifiesto de los trabajadores de Ferroatlántica contra la venta de las centrales hidroeléctricas, operación para la que el Grupo Villar Mir está escuchando ofertas. Y Cee respondió. Centenares de personas, 3.000 según la organización, se movilizaron bajo la lluvia, compitiendo con la capacidad de convocatoria de Núñez Feijóo en el Obradoiro.

Trabajadores y vecinos, unidos bajo el lema 'As nosas centrais non se venden', protestaban contra la segregación de las centrales hidroeléctricas, paso previo al traspaso. Según ha explicado a Europa Press el presidente del comité de empresa, Santiago Paz, han pedido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "impida esta venta" que dejaría en la "ruina" a toda la comarca. En este sentido, ha recordado que, aunque fueron recibidos por todos los grupos del Parlamento de Galicia la pasada semana, el titular del Gobierno gallego se niega a recibirlos pese a que han solicitado una reunión con el hasta en "seis ocasiones". 

Manifiesto

El manifiesto elaborado profundizaba en estos puntos, incidiendo en que Villar Mir no tiene derecho a segregar las centrales hidroeléctricas de las plantas metalúrgicas, pues en ese caso perdería la concesión para la explotación eléctrica en el Xallas.

También salientan los trabajadores que las plantas de Cee y Dumbría llevan "25 años sin inversiones", razón por la que su rentabilidad depende significativamente de la vinculación a las centrales. Por este motivo, ven una conexión directa entre la segregación y el cierre. "Sabemos que las ferroaleaciones se pueden producir en cualquier sitio, son nuestros recursos los que aseguran la viabilidad", apuntan.

En un relato muy emotivo, recordaron que "el patrimonio más valioso de un pueblo es la dignidad". También la desaparición bajo las aguas de las aldeas de Pazos, Vilafernández, Ribeiro de Arriba, Ribeiro de Abaixo, Castrarón, A Pesqueira, Niñáns, Ribadeza y todo Val de os Vaos. "La empresa siempre gozó de grandes privilegios y derechos", apuntaron.

Presencia de Luis Villares

A la concentración ha acudido el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, quien ha considerado necesario una "defensa decidida" de los trabajadores y de sus puestos de trabajo."Ferroatlántica no puede despedazarse, no podemos consentir que una concesión administrativa sea malvendida y sea despedazada con puestos de trabajo, que se aprovechen de los recursos de la comarca y después la dejen sin trabajo", ha considerado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad