Juan Cividanes, director del Igape

Uno de los "cazadores" de inversiones extranjeras planta a la Xunta

stop

Moa BPI, uno de los tres adjudicatarios del gobierno gallego para atraer inversión exterior, abandona el proyecto

A Coruña, 17 de marzo de 2017 (04:40 CET)

En la reunión del Consello de la semana pasada, la Xunta anunciaba la creación de una Ley de Fomento de la Implantación Empresarial, orientada a facilitar la llegada de actividad industrial. Antes, casi dos años atrás, el ejecutivo gallego puso en marcha un concurso público para dar un nuevo impulso a la captación de inversiones extranjeras. Dicho procedimiento concluyó en noviembre de 2015 con la adjudicación del contrato, por un importe próximo al millón de euros, a las consultoras KPMG, PwC y MOA BPI. Pasado el primer año, solo las dos primeras continúan adelante.

Entre las tres, con la ayuda del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), elaboraron el pasado año una docena de cuadernos sectoriales en los que señalaban el potencial y las oportunidades de inversión en cada uno de los sectores asignados a las consultoras, que hicieron llegar a más de 10.000 posibles interesados.

KPMG, a la que se le asignó por 264.000 euros la captación de inversiones en los sectores naval aeronáutico, de maquinaria y de la automoción, así como PwC, encargada de hacer lo propio en el campo sociosanitario, TIC audivisual y biotecnológico, han preferido no dar información sobre las gestiones realizadas para su cliente, la Xunta, respetando así su política de confidencialidad.

A MOA BPI, que no prorrogó el programa con la Xunta, pensado inicialmente para 12 meses, el ejecutivo gallego le había encomendado por 216.000 euros la búsqueda de inversores en el sector alimetario, maderero y de la logística. Al igual que las otras dos, evita desvelar detalles. No obstante, apunta que algunas de las operaciones que abrió todavía están pendientes de cerrarse. En total, el valor agregado de las mismas ronda los 20 millones de euros, sumando también las que logró culminar antes de retirarse.

Oportunidad con los productos 'gourmet'

Como empresa de matriz francesa que es, el país galo fue una de las zonas donde más prospección realizó, fruto de lo cual surgieron “varias oportunidades”, señalan fuentes de la compañía. Francia es un país donde Galicia “genera mucho interés” para la inversión, en parte porque es un territorio conocido. En este sentido, destacan que el sector agroalimentario es muy valorado y que “todo lo gourmet tiene mucho atractivo para las empresas extranjeras”.

Francia es un país donde Galicia genera mucho interés para la inversión, en parte porque es un territorio conocido.

En los últimos meses, dentro del programa, las tres consultoras han mantenido varios encuentros con potenciales inversores de China, Japón, Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Holanda, Reino Unido y Francia. Según la Xunta, estas reuniones, a las que también acudían representantes del Igape, han dado sus frutos ya que, en la actualidad, las dos consultoras que siguen adelante prestan asesoramiento a grupos empresariales que podrían llegar a materializar una veintena de proyectos de inversión.

Hemeroteca

Xunta
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad