Castellano desembarca en Sniace para intentar reflotarla del concurso

stop

El ex de Novagalicia y de Inditex se incorpora al consejo del grupo químico con la vista puesta en acceder a la presidencia

José María Castellano

en A Coruña, 28 de mayo de 2015 (22:24 CET)

Un más difícil todavía será lo que  tendrá que afrontar a partir de junio el catedrático José María Castellano, expresidente de Novagalicia, de ONO y ex vicepresidente de Inditex. Para el día 29 está convocada la junta general de accionistas del grupo químico Sniace, con fábricas en Cantabria y actualmente en concurso de acreedores, en la que se aprobará el nombramiento del ejecutivo coruñés como consejero independiente de la compañía. La vinculación de Castellano con los mayores accionistas de Sniace apunta a que optará a la presidencia del grupo, con la vista puesta en reflotar la histórica compañía pastera.

Tras su salida de Novagalicia, cuando el FROB cerró la subasta de la entidad y la adjudicó al grupo venezolano Banesco, y la conflictiva venta de la operadora de cable ONO a Vodafone, todos los pasos de José María Castellano apuntaban en la dirección de una discreta transición en su grupo familiar, encargado de gestionar su patrimonio con la participación de su hijo Pablo. Sin embargo, el catedrático coruñés vuelve a subirse a la ola de los negocios y esta vez con un reto de cierta complejidad.

Una compañía conflictiva

Sniace, dedicada a la celulosa y los biocombustibles, se encuentra desde 2013 en concurso de acreedores, que presentó de forma voluntaria. Con anterioridad había aplicado varios expedientes de regulación de empleo. Desde la suspensión de pagos, la compañía vio como sus cotización en la Bolsa quedaba suspendida. Sniace también afrontó, tras el concurso, un ERE conflictivo. El año pasado, una sentencia de la Sala Social de la Audiencia Nacional consideraba ajustado a derecho el ERE,  tras la demanda presentada contra el proceso de extinción de los contratos de 533 trabajadores del grupo.

La compañía, histórica por su vinculación accionarial a la Corporación Banesto de Mario Conde en los años noventa, afronta ahora una ampliación de capital por 15,5 millones de euros para salir del concurso. También someterá a la junta de junio el traslado de su domicilio social a la localidad cántabra de Torrelavega.

Apoyo de los accionistas

La reestructuración del consejo de pasará por el nombramiento y reelección como consejeros dominicales de Félix Revuelta Fernández, Sabino García Vallina y José Luis Fernández Martínez; y como consejeros independientes de Juan Y. Hernández-Canut Fernández-España y José María Castellano. Es precisamente la vinculación de Castellano con uno de los mayores accionistas de Sniace lo que propicia su desembarco en la compañía química.

Hasta su nombramiento como presidente de ONO, el ejecutivo coruñés había sido consejero de Naturhouse, compañía controlada por el empresario Félix Revuelta a través de la firma Kiluva. Esa sociedad tiene actualmente algo más del 10% de las acciones de Sniace, lo que le da margen a Revuelta para acometer la reestructuración. Hasta ahora, el primer ejecutivo de Sniace era Blas Mezquita.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad