Castellano coloca a su mujer al frente del grupo patrimonial familiar

stop

El expresidente de Novagalicia opta por dar un paso atrás con el nombramiento de María Teresa Vázquez Abad como administradora única de las grandes sociedades con las que gestiona su fortuna

José María Castellano

27 de octubre de 2014 (20:35 CET)

El catedrático José María Castellano, expresidente de Novagalicia Banco, ha decidido dar un paso atrás en la gestión directa del grupo inversor familiar con el nombramiento de su esposa, María Teresa Vázquez Abad, al frente de las principales sociedades patrimoniales que controla. El cese de Castellano en varias de esas firmas conlleva directamente la sustitución del también exvicepresidente de Inditex por su esposa, que pasa a ocupar el cargo de administradora única, frente a la gestión mancomunada que venían realizando hasta ahora.

La vuelta del verano ha propiciado un cambio en la estructura de gestión de sociedades como Nakadama, en la que cesa como administrador solidario José María Castellano y se procede al nombramiento de su mujer como administradora única. En Alazady España, otra de las firmas del grupo familiar, ha cesado el catedrático, se ha suprimido la figura de los administradores solidarios y se ha puesto al frente como único gestor al representante de Nakadama, es decir, María Teresa Vázquez Abad.

Más movimientos


De acuerdo con los asientos depositados en el Registro Mercantil, en Inversiones Alazady 2007 la mecánica ha sido similar: cesa Castellano, se sustituyen los administradores solidarios por un único administrador, que pasa a ser Alazady España, gestionada por Nakadama, cuyo titular es Vázquez Abad. En otra de las firmas, Bosque de Xaz Inmobiliaria se ha procedido directamente al cambio del representantes de la persona física, nombrado por Alazady España, como administrador único, cesando Castellano y nombrando a su mujer.

Nakadama y Alazady fueron constituidas entre noviembre y diciembre de 2001, apenas unos meses después de la salida a Bolsa del gigante textil Inditex. Hoy en día, los activos gestionados a través de Nakadama se sitúan en 37,3 millones de euros. De esta firma cuelgan otras dos sociedades de forma directa (Alazady España e Inversiones Alazady), y opera como sociedad dominante dentro del grupo patrimonial de Castellano. Solo Alazady gestiona unos activos por importe de 47 millones. En total, ambas sociedades suman un patrimonio de 70,9 millones, con unos activos de 84,6 millones de euros.

De Alazady cuelgan toda una serie de participaciones que perfilan los intereses empresariales de la family office. Alazady declara un 99,6% de Carivega de Inversiones, una sociedad de inversión en capital variable (sicav) de tributación laxa y con un capital máximo escriturado de 23,8 millones. También cuenta con un 99% de Bosque de Xaz, una inmobiliaria cuyo valor contable está situado en 2,2 millones, y un 50% de Artinver Activos, participación valorada en 27,7 millones.

Defensa de su gestión en ONO


José María Castellano se encuentra actualmente defendiendo su gestión al frente de la operadora de cable ONO, que presidía hasta su venta a Vodafone. La compañía británica, que tuvo conocimiento de las investigaciones de Hacienda sobre un presunto fraude fiscal en ONO cuando ya había sido anunciada la compra, ha decidido anular los bonus de Castellano y otros dos directivos.

En declaraciones a El Mundo, el directivo asegura que "no me han pagado el bonus y es falso que hayamos podido tener implicación en irregularidades". "En primer lugar, yo nunca habría hecho algo así. Segundo, no conozco que haya ningún acta de Hacienda, pero si la hubiera, el fraude no sería de ONO, sino de los clientes a los que se vendió ese servicio", dice el catedrático, que añade que, además, "cuando se produjeron los presuntos hechos, yo estaba en la UVI de baja por un cáncer del que, afortunadamente, me estoy restableciendo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad