Castellano activa su sucesión y nombra a su hijo presidente del grupo patrimonial

stop

FORTUNAS GALLEGAS

José María Castellano

A Coruña, 19 de marzo de 2015 (00:00 CET)

El catedrático José María Castellano acaba de dar un paso más, quizá el definitivo, en el proceso de transformación de su grupo patrimonial familiar con la vista puesta en el futuro. El movimiento del expresidente de Novagalicia y hasta 2005 vicepresidente de Inditex, que actualmente cuenta con 68 años, ha sido contundente: nombrar a su hijo Pablo Castellano Vázquez como presidente de gran parte de las sociedades que integran el grupo familiar.

La de José María Castellano es una de las grandes fortunas de Galicia, cincelada a base de trabajo y constancia, pero también de salidas a Bolsa como la de Inditex o Fadesa. El patrimonio que acumula el ejecutivo a través de al menos las cuatro sociedades de las que a partir de ahora Pablo será presidente rondan los cien millones de euros, según los balances de las propias compañías. Este movimiento, el de la sucesión al frente del grupo, según consta en los apuntes del Registro Mercantil, se lleva a cabo en firmas como Nakadama, Inversiones Alazady 2007, Alazady España y Bosque de Xaz Inmobiliaria.

Hace solo unos meses José María Castellano cesó como administrador de gran parte de las sociedades patrimoniales, como adelantó Economía Digital, dejando a su mujer, María Teresa Vázquez Abad, como administradora única. Ahora, se produce también una transformación en el gobierno de dichas firmas: pasan a tener de nuevo consejo de administración, al frente del cual estará Pablo Castellano. 

La "family office"

Los consejos de las cuatro firmas sobre las que el ejecutivo armó su grupo patrimonial tendrán a partir de ahora una misma configuración: estarán presididos por Pablo, a quien acompañará su hermano José María Castello Vázquez, el propio catedrático y su esposa María Teresa. Este consejo se replica en Nadakda, Alazady, Bosque de Xaz Inmobiliaria e Inversiones Alazady 2007. De la secretaría del consejo se encargará Patricia Malpica Rivas, una ejecutiva de confianza del expresidente de Novagalicia.

Nakadama y Alazady fueron constituidas en 2001, pocos meses después de la salida a Bolsa de Inditex. Los activos gestionados por Nakadama superan los 37 millones de euros. De esta firma cuelgan dos patrimoniales (Alazady España e Inversiones Alazady), con un patrimonio conjunto de 70,9 millones y unos activos de 84,6 millones de euros. Estas firmas controlan más del 99% de sociedades de inversión en capital variable (sicav) como Carivega de Inversiones, de baja tributación y con un límite de capital escriturado de otros 23,8 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad