Castelao Productions, el nuevo pilar del grupo Filmax

stop

La compañía del gallego Julio Fernández atraviesa un proceso de reestructuración que busca reducir costes

Julio Fernández (Filmax), en el estreno de una película protagonizada por Harrison Ford / EFE

24 de octubre de 2013 (20:13 CET)

La productora de capital gallego Filmax, presidida por Julio Fernández, ha dado un paso más en el proceso de reestructuración que decidió abordar un año después de haber logrado salir del concurso de acreedores en el que estaba inmersa.

Su filial Castelao Production se ha convertido en el nuevo pilar del grupo junto con la matriz, Filmax Entertaiment. Ha absorbido varias de sus principales filiales, entre las que se encuentra Sociedad General de Derechos Audiovisuales, Filmax Factory, Filmax Advertising, Filmax Multimedia, Filmax Records & Music y Filmax Pictures. Ese fue el acuerdo alcanzado el día 16 por los socios únicos de las sociedades participadas en la fusión, los hermanos Julio y Carlos Fernández.

Acreedores


Según un anuncio en el Registro Mercantil, los acreedores, no obstante, tienen derecho a oponerse a la fusión. Se les concede el plazo de un mes para manifestarse en contra.

Castelao Production, está presidida por Julio Fernández y tiene como objeto social “la producción de películas de ficción, dibujos animados y formatos para televisión”. Fue una de las sociedades que entró dentro del concurso de acreedores.

Proceso de reestructuración

Este proceso de fusión forma parte de la estrategia de reestructuración del grupo, que ya el pasado junio presentó ante su junta general de accionistas una serie de medidas relacionadas con la gestión de la compañía. Entre ellas destacaba un plan de reducción de costes, así como la modificación del órgano de administración y la creación de un consejo asesor para Filmax Entertaiment.

En la convocatoria de la junta el grupo audiovisual advertía de la conveniencia de dar un vuelco a la gestión “a efectos de simplificación y ahorro de costes”.

Concurso de acreedores

Filmax levantó la suspensión de pagos en la que se encontraba en abril de 2012. La compañía aprovechó los dos años de intervención judicial para redimensionar su estructura hacia un nuevo enfoque, que se centra más en la producción audiovisual y se aleja de la distribución.

La empresa, que se encuentra entre las participadas de la sociedad pública de capital riesgo Xesgalicia, presentó concurso con deudas de 150 millones de euros. Superó el concurso tras conseguir que nueve bancos se adhiriesen al convenio presentado por la compañía y sus filiales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad