CASSA consolida el negocio después del portazo a Agbar

stop

TRATAMIENTO DE AGUAS

13 de mayo de 2011 (19:00 CET)

Tras el portazo de sus accionistas a la OPA hostil presentada por Agbar, el grupo CASSA ha conseguido consolidar su negocio en el primer trimestre del año. Aigües de Sabadell presenta un resultado de explotación de 594.690 euros hasta marzo, 98.440 euros menos que en el mismo período del año anterior. Asimismo, la cifra de negocio se reduce en 104.900 euros hasta los 8,8 millones de euros.

El resultado consolidado vuelve al verde si se tiene en cuenta los beneficios globales del grupo: 146.700 euros frente a los 134.750 del ejercicio de 2010. Desde la gestora de aguas vallesana achacan las pérdidas a un “incremento de los costes de las materias primas y de la electricidad” y a un descenso “en las obras por la menor licitación pública”. Asimismo, explican que la actividad comercial e industrial en el ámbito del abastecimiento de agua se mantiene estable respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

A 31 de marzo, la plantilla del grupo CASSA era de 241 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad