La plataforma de víctimas del accidente de Angrois en una movilización en Santiago / EFE

Caso Angrois: empleados de Talgo desmienten borrado de datos

Tres empleados de Talgo citados en los juzgados de Santiago este viernes han desmentido a un extécnico que había denunciado borrado de pruebas

Tres de los cuatro empleados de Talgo citados como testigos por el Caso Angrois niegan el borrado de datos. El administrador de sistemas informáticos, el jefe de taller y el director de mantenimiento a los que el juez Andrés Lago ha tomado declaración este viernes han desmentido al extécnico de la empresa ferroviaria y "han negado toda esa declaración", según ha contado al final de la sesión el abogado defensor del maquinista, Manuel Prieto.

La vista se ha celebrado este viernes en los juzgados de Santiago tras ser aplazada en cuatro ocasiones y giró en torno a la declaración de un extécnico de Talgo que "vio cómo ordenaban al informático que borrara las averías pendientes del tren" accidentado en Angrois el 24 de julio de 2013, algo que, según su versión, se hizo "modificando la fecha" del ordenador para que "desapareciesen".

Falta de documentación

Los tres empleados de Talgo citados como testigos, por el contrario sí habrían reconocido, según el letrado, “ciertas cosas importantes", relacionadas con la existencia de documentación relativa al material rodante y sus revisiones que "no se ha adjuntado" a la causa, a pesar de los requerimientos.

Entre ellas, según el abogado, los testigos han explicado que, dentro de la revisión que se hizo al tren poco antes del siniestro, se analizaron también las ruedas, pero ha explicado que esta documentación "falta". "No sabemos donde está o por qué no está aportada", ha explicado Prieto, al tiempo que ha destacado que los testigos han traído "un papel" relacionado con esta cuestión que ha sido aceptado para estudiar su incorporación a la causa.

Asimismo, Manuel Prieto ha asegurado que los testigos "han reconocido" que "nada más ocurrir el accidente" se accedió al ordenador del tren "desde el taller de Fuencarral", un procedimiento del que también ha reclamado justificación.

A vueltas con el mantenimiento del tren

Entre las ausencias de documentos, el abogado del maquinista también ha denunciado que "no está aportado todo el historial de mantenimiento" del tren, algo que ya pidió el primer juez instructor, Luís Aláez. "Faltan todas las revisiones desde 2010, que reconocen que las tienen, pero que no están aportadas", ha dicho Prieto.

Las cuestiones abordadas este viernes deberían derivar, para este letrado, en que "el peritaje del material rodante se realizase absolutamente de nuevo", así como en reclamar y analizar "todo el historial de mantenimiento". Por su parte, el abogado de la Plataforma de Víctimas del Alvia, Manuel Alonso Ferrezuelo, ha instado a "seguir investigando" la información sobre el supuesto borrado de averías, citando a "todas las personas que estaban allí" para "aclarar las contradicciones".

Nuevas movilizaciones

A mayores, el letrado ha explicado que, durante esta sesión "se ha corroborado una cosa" que "siempre había sospechado", el hecho de que "no se había aportado toda la información" a la causa. "Las últimas personas que han declarado, han dicho que ellos habían entregado esta información, pero que esta información no está aquí", ha subrayado el abogado, que ha avanzado que pedirán nuevas diligencias "de manera más o menos inmediata" para que se reclame toda la documentación y se llame a declarar a más testigos.

La vista se celebró mientras en las puertas de los juzgados se congregaba un grupo de integrantes de la Plataforma de Víctimas para reclamar "que se sepa toda la verdad", algo que han pedido a los testigos a su entrada a la sede judicial, y han vuelto a reclamar una reunión con los responsables de Talgo, así como que se inicie una investigación interna en la compañía a raíz de esta denuncia.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad