Ganaderos arrojan leche en Arzúa (A Coruña) durante una protesta en 2012 / EFE

Cártel lácteo: dos décadas después, miles de ganaderos pueden reclamar

Los ganaderos afectados por el cártel lácteo por el que se sancionó a ocho industrias tienen un mes para presentar su solicitud de indemnización

La justicia determinó que en Galicia, entre el año 2000 y el 2013, hasta ocho grandes empresas del sector lácteo llevaron a cabo prácticas ilegales mediante las que pactaron los precios de la leche en origen. Esto provocó que miles de ganaderos cobrasen menos de lo debido durante estos ejercicios. Se estima que, solo en el año 2000, 35.000 ganaderos gallegos se vieron afectados por lo que se dio en denominar como el “cártel lácteo”. Pasados ya casi dos décadas desde que comenzaron los hechos, los afectados tiene ahora hasta el 11 de julio para presentar una reclamación con el fin de optar a una indemnización. 

El responsable del Área Externa de Unións Agrarias y miembro de los servicios jurídicos, Félix Porto, ha explicado que el próximo 11 de julio expira el plazo para las reclamaciones tras la resolución de la Competencia Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la industria láctea, a la que condenó a pagar una multa de 80,2 millones de euros por los pactos de precios producidos entre los años 2000 y 2013 en España.

Más de 35.000 afectados solo en el año 2000

Aunque, previsiblemente, el plazo se verá ampliado por el estado de alarma, el sindicato agrario gallego invita a los ganaderos a apresurarse. De hecho, Unións Agrarias se compromete a guiar a los productores en todo este proceso y a hacerse cargo de los gastos, que cobrará solo cuando los afectados ingresen el dinero que les corresponde. Actualmente, ya se encarga de unos 2.000 expedientes

Sin embargo, estima el sindicato que hay muchísimos más afectados. Cuenta que en el 2000, hace 20 años, en Galicia había unos 35.000 productores lácteos que realizaron ventas de leche a industrias y que percibieron alrededor de un 10% menos del precio que les correspondía, unos tres céntimos por litro, que ahora se intentará recuperar a partir de demandas individuales, ya que no pueden realizarse de forma colectiva.

A la espera de la Audiencia Nacional

De esos 35.000 ganaderos vendían leche en el año 2000, el 41% --unos 14.500-- estaban en la provincia de A Coruña. Una cifra que con el paso de los años se ha ido reduciendo.

Según ha explicado Félix Porto, seis de las ocho industrias sancionadas --también hubo dos asociaciones-- presentaron recurso por la resolución de la CNMC, por lo que se está a la espera de que haya una sentencia definitiva por parte de la Audiencia Nacional.

Las demandas de los ganaderos no se resolverán hasta que la Audiencia Nacional se pronuncie sobre estos recursos y se fije “exactamente” lo que tienen que percibir los productores lácteos.

El cártel

Las prácticas ilícitas consistían en el intercambio de información sobre precios de compra y volúmenes de excedentes de leche cruda de vaca con el objetivo de hacerse con el control del mercado de aprovisionamiento, fijando un límite en la competencia y "mermando la libertad" de los ganaderos para fijar el precio de su producto.

Algunas de las empresas multadas fueron Capsa (Central Lechera Asturiana o Larsa), con una multa de 21,8 millones de euros; Danone, con una multa de 20,2 millones de euros; Lactalis Iberia, con 11,6 millones de euros; Industrias Lácteas de Granada y Calidad Pascual, que deberán pagar 10,2 millones y 8,5 millones, respectivamente; seguidas de Nestlé, con una multa de 6,8 millones de euros y Schreiber Food España, con 924.644 euros de multa.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad