Carrera por el trono conservero: Calvo consolida su distancia de 100 millones sobre Jealsa

stop

LAS POTENCIAS GALLEGAS

Jesús Alonso (Jealsa) al lado de la cúpula de Calvo

Vigo, 20 de marzo de 2015 (01:09 CET)

Duelo de titanes por el podio del sector conservero español, que, en todo caso, es permanentemente de titularidad gallega. El holding Calvo, con sede en Carballo, presentará presumiblemente una cifra de negocio correspondiente a 2014 en el entorno de los 725 millones de euros (711,9 millones en 2013). Su más directa competidora, Jealsa Rianxeira (Boiro), ofrecerá una cifra de cierre del año anterior cercana a los 620 millones de euros (600 millones en 2013), según se desprende de las datos estimativos que maneja la patronal conservera para el conjunto del año pasado, y con una proyección de leve incremento para el conjunto del sector conservero español durante 2015. Estos datos son provisionales y podrían ser en el futuro contradichos por los registrales.

El tímido avance en la astronómica cifra de negocio de las dos superpotencias conserveras gallegas es, sin embargo, relativamente poco importante en relación a la distancia que mantienen entre ambas. Se trata de un gap que se ha consolidado en el último bienio en el entorno de los 100 millones de euros anuales a favor de la conservera de Carballo sobre la de Boiro, ambas, en todo caso, empresas de fuerte raíz familiar. Si la diferencia entre las dos gigantes es una brecha que tiene las trazas de convertirse en tendencia, no lo es menos la distancia con la tercera multinacional del sector español, también una compañía familiar gallega, Frinsa del Noroeste, que cerrará previsiblemente el año 2014 con unos ingresos de 445 millones de euros (438 millones en 2013).

Producción

Las dos primeras multinacionales suman con sus cifras de negocio consolidadas en todo el planeta más del 50% de toda la facturación interna del sector conservero español, que en 2014 se cerró con 2.500 millones de euros, debido a una ligerísima reducción del 2,2% sobre el ejercicio anterior, según datos de la patronal Anfaco. Por el contrario, el volumen de la producción en toneladas se quedó en 2014 en términos casi planos respecto a 2013 (328.979 y 330.296 toneladas. La diferencia entre mayor producción y menor negocio se debe a la caída general de los ingresos derivada de la penalización de los menores precios del atún, una especie que supone en torno al 60% de las ventas en el sector.

La interpretación más fiel a la realidad es que la crisis económica no ha afectado prácticamente a la industria conservera. En términos generales mantiene sus ratios principales idénticos en comparación con un año antes, tanto en número de empresas (145, de las cuales 60 están en suelo gallego), como de empleos, con 15.000 trabajadores en toda España, de los que el 80% están ocupados en Galicia, siempre según datos de Anfaco.

Sector exterior

La patronal conservera, por boca de su secretario general, Juan Manuel Vieites, sin embargo, no ofreció datos del negocio de las empresas españolas en terceros países, unas cifras que, dado el tamaño del sector conservero en el exterior podrían aumentar sensiblemente la facturación general de esta poderosa industria. Tan sólo es preciso recordar que más de 25 empresas conserveras disponen de más de 40 plantas o delegaciones en todo el mundo. La conserva gallega llega a 117 países de los cinco continentes, si bien el 87% de sus ventas al exterior se concentran en la UE, y más concretamente en Italia (50.000 toneladas), Francia (35.600) y Portugal (22.000 toneladas).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad