Carlos Slim tendrá la última palabra en la venta de la autopista Santiago-Ourense

stop

La operación que acomete Globalvía, participada por FCC, con un fondo soberano de Malasia lleva meses estancada

Los magnates Olegario Vázquez Raña y Carlos Slim en Avión (Ourense)

en A Coruña, 01 de julio de 2015 (02:38 CET)

Carlos Slim ha decidido apostar por FCC y, a la vez, entrar en la gestión de su participada, de la que es primer accionista, y de todos los intereses que tiene en diversos negocios, tanto de construcción como concesionados.  El primer paso es el  acuerdo alcanzado para acometer juntos proyectos de construcción de infraestructuras en todo el continente americano con la excepción de México, país de origen del empresario, según informó FCC. El grupo también participado por Esther Koplowitz y Carlos Slim sellan esta alianza seis meses después de que el magnate se convirtiera en primer socio de la empresa, al tomar un 25,6% de su capital.

Los intereses del grupo tocan Galicia de lleno. FCC se encuentra en proceso de venta de Globalvía, una de las filiales de concesiones que armó junto a Bankia. La filial, constituida en 2007 y que gestiona 31 proyectos en siete países, incluyendo autopistas, ferrocarriles, hospitales y puertos, es la gestora de la autopista Santiago-Ourense. Las negociaciones para la venta de Globalvía, propietaria y accionista de control de la gestora de la infraestructura a través de Autopista Central Gallega (Acega), llevan meses estancadas, con el objetivo último de su traspaso a un fondo soberano de Malasia, denominado denominado Khazanah Nasional Berhad.

Desatascar la venta

Las negociaciones parecen encalladas. De hecho, FCC y Globalvía se limitan a admitir, de manera oficial, que el 2014 ha estado marcado por el inicio del proceso de venta por parte de sus dos accionistas: FCC y Bankia. En noviembre tuvieron lugar las management presentation a los potenciales compradores, "donde se les expuso de forma detallada la información de la compañía, un proceso que sigue su curso en 2015 y que se espera poder concluir dentro del primer semestre del año", sin que haya más novedades.

La irrupción de Carlos Slim, que a través de Inmobiliaria Carso, su grupo, se ha hecho con Realia adquiriendo el paquete de Bankia, es una clara demostración que el magnate mexicano no es un mero observador. En este sentido, todo lo que sea reforzar la minoración de la deuda de FCC resulta capital para Slim.

Sea al fondo soberano de Malasia o no, todo parece indicar que Globalvía será finalmente traspasada. Y con ella Acega. La nueva estrategia de FCC pasa también por constituir una empresa filial de concesiones, reforzar la internacionalización de sus negocios de servicios medioambientales y agua, volver a crecer en el negocio de cemento y mantenerse como primer accionista de la inmobiliaria Realia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad