Carlos Slim imita a Amancio Ortega y entra en la 'moda rápida' con su firma Sears

stop

El magnate mexicano se propone renovar su negocio textil y acercarlo más al concepto de Inditex, con colecciones más pequeñas y variadas

Tienda de Zara al lado de una imagen de Carlos Slim

A Coruña, 24 de diciembre de 2014 (01:10 CET)

Amancio Ortega mira a México, al igual que muchos otros empresarios españoles. Pero los magnates aztecas también se reflejan en el espejo del fundador de Inditex. La última operación de la multinacional gallega en el país americano ha sido la introducción en México DF de Lefties, su línea de moda low cost. Antes de eso, en septiembre abrió su plataforma de venta online de Zara y posteriormente de todas las enseñas del grupo.

Su pujanza en el país de Enrique Peña Nieto ha llevado a Amancio Ortega a colocar en ese mercado una plataforma logística específica para distribuir los pedidos on line. Además, también cuenta con una nave de producción de su calzado, Tempe.

Los negocios de Slim

Con estos datos sobre la mesa, que muestran la buena acogida del grupo gallego en el país, no es de extrañar que su primera fortuna, Carlos Slim, el hombre más rico del mundo según Forbes haya decidido imitar el método de Ortega.

La fortuna de Slim pivota sobre varios negocios diferentes. Poseedor del grupo financiero Inbursa, de Teléfonos de México, de América Móvil o del Grupo Carso, Slim también cuenta con los almacenes Sears, que adquirió en el año 97.

Colecciones más pequeñas

Según relataron diversos medios aztecas, después del verano, el magnate decidió actualizar el modelo de negocio de su cadena textil. El objetivo es seguir los pasos de Amancio Ortega y apostar por la "moda rápida", colecciones más pequeñas que se cambian más rápido, uno de los secretos que encumbraron a la firma gallega.

Los 82 locales que actualmente tiene Sears en México son propiedad de Slim a través de Grupo Sanborns. Este septiembre, la compañía inició la renovación de sus puntos de venta. La nueva imagen de la enseña de Slim pasa además por introducir nuevas colecciones de menor recorrido, al igual que hace Inditex. De esta forma los precios se vuelven más accesibles, se mejoran los márgenes y, sobre todo, se eliminan los stocks.

Un mercado al alza

Los analistas mexicanos sostiene que el cambio de modelo de negocio de Sears, centrado en la estrategia de Inditex, hará crecer significativamente a la cadena en los próximos cinco años. Hay un dato fundamental, que no se le escapa ni a Slim ni, por supuesto, a Ortega. Las previsiones de Pricewaterhouse aseguran el gasto de los consumidores aztecas se incrementará un 30% hasta 2017. Es decir, se trata de un mercado al alza.

A finales del año pasado, Inditex daba empleo en México a más de 4.500 personas, y contaba con 272 tiendas, 59 de ellas de su enseña estrella, Zara.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad