El presidente de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados | EFE

Pablo Isla da un vuelco a la cúpula de Inditex con el ascenso de Carlos Crespo

stop

Carlos Crespo, nuevo director general de Operaciones de Inditex, tendrá mando sobre áreas ocupadas por dos directores generales y otros tres altos cargos

en A Coruña, 19 de marzo de 2018 (04:55 CET)

Es la hora de los "hombres de gris" o, directamente, de los "grises". En Arteixo, el corazón de Inditex, existe toda una jerga propia que distingue la dedicación entre su personal. Y para ello se recurre a la paleta de colores. Los "grises" son los empleados que suelen llevar traje y corbata, y desempeñan tareas alejadas de todo lo que tenga que ver con la moda propiamente dicha. Son los que trabajan en departamentos relacionados con las finanzas, la contabilidad y otras áreas de gestión. A esa nómina se incorporan también los empleados de Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega. Pues bien, desde esta semana, un "hombre de gris" ocupa uno de los puestos de mayor proyección del grupo.

El nombramiento de Carlos Crespo como director general de Operaciones representa algo más que el encaje nominal de un gestor en el organigrama cuya responsabilidad, como anunció la compañía, "estará vinculada precisamente a la transformación digital y al reforzamiento de la estrategia de integración de tiendas y online". En un cargo de nueva creación, Crespo "reportará directamente al presidente", enfatizó el grupo en lo que se interpreta como todo un mensaje para dejar clara cuál será su posición en una compañía en la que abundan los "pata negra", intocables que llevan al frente de sus departamentos o equipos desde mucho antes de la llegada de Pablo Isla a Sabón.  

La irrupción

Crespo  se responsabilizará de la coordinación de las áreas de Sistemas, Logística y Transporte, Obras, Compras y Contrataciones, y Sostenibilidad. Ahí es nada. El nuevo director general de Operaciones tendrá que lidiar, de entrada, con otros dos ejecutivos con el rango de director general. Se trata de Gabriel Moneo, al frente de Sistemas, y Lorena Alba, histórica en la casa que lleva las riendas de Logística.

El resto de departamentos sobre los que tendrá ascendencia el que "de facto" se considera nuevo número dos del grupo están ocupados por directores. Es el caso de Félix Poza (Sostenibilidad), Juan José López Romero (Servicios Generales e Infraestructuras) y, en menor medida, Abel López Cernadas (Importación, Exportación y Transporte). Paula Mouzo, de plena confianza de Crespo hasta ahora como directora adjunta, es la nueva responsable de Auditoría. Todos forman parte de la alta dirección del gigante textil, integrada por veintiún ejecutivos.

Con Pablo Isla

Fue un año especialmente convulso cuando Carlos Crespo llegó a la dirección de Auditoría Interna, sustituyendo a otro histórico de la casa, Fernando Aguiar. Corría el 2005. En septiembre salía del grupo José María Castellano, baja que se sumaba a la de Juan Carlos Rodríguez Cebrián, producida en febrero. El 26 de septiembre Amancio Ortega resolvía la crisis interna nombrando vicepresidente primero a Pablo Isla, que era consejero delegado desde junio. La relación entre Ortega y Caste, un tándem histórico, había saltado por los aires.

La irrupción de Crespo en la cúpula de Inditex fue una de las escasas decisiones que tomó Pablo Isla en 2005 sobre el organigrama del gigante textil. Y es que una decena de ejecutivos y directores de cadena de Inditex permanecen en los mismos puestos desde antes de la llegada de Isla, como es el caso de Lorena Alba en Logística. En estos años, Crespo ha ejercido de "gris", y solo ha despuntado al margen de Inditex en el Instituto de Auditores Internos de España, de cuyo comité ejecutivo ha sido miembro.

Hemeroteca

Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad