Cardama, Freire y Armón se alían por un contrato de 120 millones

stop

Los tres astilleros se coordinarán para construir dos unidades multipropósito, cuatro patrulleras y un buque-hospital

Manifestación en Vigo en contra de la devolución del 'tax lease' / EFE

en Vigo, 20 de febrero de 2015 (02:50 CET)

Los astilleros vigueses F. Cardama, Construcciones Navales P. Freire y Armón Vigo han aparcado sus arraigadas diferencias comerciales y han decidido presentar una propuesta conjunta para construir hasta 7 buques por un valor de 120 millones de euros. De confirmarse oficialmente el encargo, la industria de construcción naval estaría ante el mayor pedido de buques de acero desde hace cuatro años, atendiendo al número de unidades encargadas. El país destinatario de este multicontrato, sin embargo, no está claro. Las fuentes consultadas indican que podría tratarse de un país africano, Angola o Cabo Verde, en tanto que otras versiones consideran que el encargo procede de Perú o de Colombia.

El multicontrato de 7 barcos nació de las negociaciones iniciales mantenidas por el astillero vigués Cardama -según aseguró su director general, Mario Cardama- para la construcción de un único buque multipropósito, al que se añadió finalmente una unidad gemela. Además, se agregó de un lote de cuatro patrulleras y un buque-hospital. Cardama se encargará de la construcción de la pareja de buques multipropósito, Armón Vigo fabricará las cuatro patrulleras y, finalmente, Freire, acometerá la construcción del buque-hospital. Fuentes del sector señalan que la alianza de las empresas navales de la ría de Vigo podría incluir a un cuarto astillero, en este caso el Grupo Rodman, quien estaría destinado a construir parte del lote de las patrulleras de vigilancia.

Un cuarto astillero

La carga de trabajo estimada se prolongaría durante unos tres años. De producirse finalmente la contratación de estos barcos, sería la primera vez en la historia del naval vigués que una alianza a cuatro bandas fuese rubricada con la consecución de un contrato multimillonario desglosado en diferentes unidades con distintas funciones y para un mismo país.

Habitualmente, los astilleros presentan de forma separada sus ofertas económicas y técnicas, y compiten en los nichos de mercado en los que están más especializados. Frente a la alianza actual, lo más frecuente es que las empresas navales concurran individualmente a cada concurso u oferta de nueva construcción de barcos.

En la actualidad, se producen cada vez más anuncios de nuevas contrataciones, debido a que los astilleros han presentado ofertas durante estos últimos meses en numerosos concursos públicos para la adjudicación de barcos o en los proyectos de contratación directa por parte de empresas armadoras privadas. La tendencia a realizar anuncios anticipados de nuevos encargos parece consolidarse de un tiempo a esta parte en el sector de construcción naval de Galicia, frente, por el contrario, al menor número de pedidos que finalmente cuajan. En alguna ocasión, los astilleros han recurrido a anunciar contratos virtuales para producir el efecto llamada.

Cartera de pedidos

Lo cierto es que desde el inicio de 2014 parece que, aunque por cuentagotas, la mayor parte de los astilleros gallegos, al menos los de tamaño medio, han dado un cambio de rumbo frente al estado casi comatoso del sector desde el año 2012. H. J. Barreras ha contratado un flotel para la petrolera Pemex y espera otros proyectos con Procesa y Algérie Ferries. Rodman ha firmado 40 patrulleras de alta velocidad y 10 catamaranes para China Sonangol. Freire, por su parte, tiene compromisos para un pesquero con el grupo noruego Prestfjord, un oceanográfico para Perú y tres naves multipropósito para Pemex, y a la vista un buque-escuela para Indonesia y un oceanográfico para Kuwait. Cardama trabaja en la finalización de contratos de un ferri para Angola, un multipropósito para Iraq y remolcadores para varios países africanos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad