Carceller se postula para presidir Pescanova frente a Paz Andrade, que pide unanimidad

stop

La dimisión de Fernández de Sousa abrió dos rondas de votaciones en el consejo, con el rechazo al representante de Damm, que también se opuso a la opción del empresario gallego

Alfonso Paz-Andrade, Manuel Fernández de Sousa y Demetrio Carceller

17 de julio de 2013 (23:05 CET)

Espadas en todo lo alto en Pescanova. La dimisión de Manuel Fernández al frente de la compañía, en un largo y tenso consejo que se prolongó durante más de cinco horas, abrió en la misma sesión de este miércoles la puerta al nombramiento de un nuevo presidente de la multinacional en varias rondas de votaciones. Y dos fueron los consejeros que se hicieron entonces con el protagonismo; uno de ellos por propia iniciativa, José Carceller Arce, y otro a instancias de varios de los miembros del propio consejo, Alfonso Paz Andrade.

Según fuentes del máximo órgano de administración de la multinacional, tras la lectura de la carta de dimisión por parte de Manuel Fernández limitándose a reconocer sus errores, que se unió a la misiva de otra consejera dimisionaria, Ana Belén Barreras (no acudió a Chapela), se abrió el debate sobre la conveniencia de salir de la sesión con un nuevo presidente. Manuel Fernández, según las mismas fuentes, se dirigió entonces con la mirada a Alfonso Paz Andrade, accionista y consejero delegado de la compañía hasta el 2007 y con el que ha tenido a lo largo de los últimos años serias desavenencias, pero con quien llevó el timón de Pescanova durante unos treinta años.

Petición de unanimidad

En ese momento, según las mismas fuentes, Paz Andrade terció para advertir que no tenía intención alguna de hacerse con el cargo (está imputado en la Audiencia Nacional) pero admitiendo que, en todo caso, por responsabilidad, asumiría la presidencia de Pescanova sólo si había unanimidad para su nombramiento por parte de todo el consejo, habida cuenta de la situación en la que se encuentra Pescanova. En la cita de ayer, además de un nuevo miembro a propuesta del presidente, estaban presentes nueve consejeros de Pescanova, ya que también faltó Robert A. Williams, aunque delegó su voto en Fernando Fernández de Sousa, hermano del presidente. En total, diez votos.

Tras la intervención de Paz Andrade, que aludió a los años que lleva vinculado a Pescanova y también a las diferencias que ha mantenido con Manuel Fernández, terció José Carceller Arce para postularse oficialmente como presidente de la compañía. Ante tal planteamiento, de acuerdo con las mismas fuentes, Manuel Fernández propuso a Paz Andrade como presidente de la compañía. Y fue entonces cuando comenzaron a sopesarse las fuerzas en los turnos de votaciones. De acuerdo con las mismas fuentes, varios consejeros saltaron ante la iniciativa de Carceller, entre ellos Fernando Fernández de Sousa, no llegando a finalizar la votación ante la falta de apoyos constatada para salir elegido.

Tensiones

Fue entonces cuando se procedió a votar la candidatura de Paz Andrade, que logró seis votos a favor contra tres en contra, entre ellos el del representante del fondo Luxempart y Yago Méndez (hijo de José Luis Méndez), y después de que José Carceller, según las mismas fuentes, solicitara un receso para consultarlo por teléfono con su hermano Demetrio, el presidente de Damm y a quien se le atribuye toda la capacidad de decisión en el grupo. Al constatar la oposición, aunque minoritaria, Paz Andrade, que había pedido unanimidad, también dio por cerrado el capítulo.

De acuerdo con las fuentes consultadas, Yago Méndez, muy cercano a los Carceller, llegó a mediar en alguno de los recesos para forzar en las votaciones abstenciones por parte de algunos miembros de consejo, para inclinar la balanza hacia los propietarios de la cervecera Damm.

Tal y como se cerró ayer el consejo de Pescanova, y tras la dimisión de Manuel Fernández, todo parece indicar que, al contrario de lo que consideran fuentes oficiales de Damm (plantean el inmediato nombramiento de presidente), la multinacional gallega llegará a la junta general de septiembre sin presidente, actuando en tal función el consejero de mayor edad, tal y como fija Ley de Sociedades Anónimas para estos casos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad