Caramelo y trabajadores pactan un ERE para 180 empleados

stop

El comité de empresa acepta una indemnización de 22 días por año trabajado

Protestas de trabajadoras de Caramelo en 2009, debido al ERE / EFE

11 de julio de 2013 (19:09 CET)

Caramelo y los trabajadores han alcanzado un acuerdo para llevar adelante el expediente de regulación de empleo (ERE) que puso sobre la mesa la compañía textil en mayo. La propuesta aceptada por el comité de empresa rebaja los despidos a 180, desde los 201 de la propuesta inicial.

El acuerdo recoge una cuantía de las indemnizaciones de 22 días de salario por año de servicio con un máximo de 15 mensualidades. Esa fue la última propuesta de la dirección, que el comité de empresa aceptó tras someterla a referéndum entre los trabajadores.

Evitan, de esta manera, tener que acudir al Fondo de Garantía Salarial ya que Caramelo abonará en su totalidad de las indemnizaciones, según transmitió en un comunicado.

Pago a plazos

La firma textil se ha comprometido a pagarlas en cinco plazos, que empezarán a contar en agosto y que concluirá en diciembre. Esto implica que, "antes de que acabe el año, los afectados por el ERE recibirán la totalidad de su indemnización", insiste Caramelo. Además, la empresa abonará la paga extraordinaria del primer semestre antes de final del mes de julio.

La compañía gallega indica que aceptó también la propuesta de que el comité de empresa elabore una lista de trabajadores que voluntariamente deseen adherirse al ERE, pero "será la empresa la que decida finalmente la relación de trabajadores afectados", precisa.

Reduce a la mitad sus tiendas

Tras estudiar las cifras del plan de viabilidad, la empresa ha decidido mantener abierta una tienda más --siete en lugar de las seis iniciales--, la de Plaza Norte, en Madrid. De este modo, se pasará de 15 a 7 tiendas propias, manteniendo abiertas las dos que tiene en A Coruña, la de Santiago de Compostela y las de Madrid-Plaza Norte, Barcelona, Bilbao y Oviedo.

Con respecto a los corners en El Corte Inglés, se reducirán de 103 a 42. Además, se eliminarán también el resto de canales de distribución, como los de franquicias y multimarca, en nacional e internacional y se cierran también los outlets.

Caramelo explica que a partir del día primero de agosto se inicia el nuevo modelo de negocio con las siete tiendas y 42 corners que se mantendrán abiertos.

Ajustes hasta 2016


"Dada la difícil situación, se abordarán otras medidas que tienen como objetivo acometer mejoras en el área de producto, con colecciones más comerciales que mantengan la actual apuesta por la calidad, así como un mejor equilibrio entre la producción y la demanda del mercado", señala Caramelo, que añade que "se estudiarán fórmulas que permitan incrementar la rentabilidad de otros ámbitos de la empresa, como la logística o la función comercial".

Con esta perspectiva, la compañía resalta que se "pretende alcanzar el punto de equilibrio en el año 2015 y consolidar la situación económica de firma a lo largo del ejercicio de 2016, una vez afianzada la nueva dimensión de la compañía".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad