Caramelo va a la liquidación

stop

La textil de Inveravante, brazo inversor de Manuel Jove, ha presentado en el juzgado de lo Mercantil de A Coruña la propuesta de liquidación; fuentes próximas al grupo aseguran que la situación era ya "insostenible"

Tienda de Caramelo en A Coruña

en A Coruña, 25 de octubre de 2016 (14:25 CET)

Caramelo no va más. La empresa textil de Manuel Jove ha presentado en los juzgados de A Coruña la propuesta de liquidación de la sociedad, que salió en 2014 del concurso de acreedores con una imagen renovada y tras reducir drásticamente su tamaño.

El nuevo plan de negocio tampoco cuajó. Desde la firma aseguran que han hecho "todo lo posible" para recuperar "la senda de la rentabilidad" una vez superado el concurso de acreedores, en 2014. En este sentido, recuerdan acciones como la apertura de nuevas tiendas o el relanzamiento de la marca con un nuevo equipo directivo.

"La actividad de Caramelo se ha visto seriamente dañada por la profunda crisis de consumo que ha afectado a toda Europa y, de forma particular a España, mercado al que la empresa ha estado excesivamente expuesta en los últimos años", reconoce la empresa en un comunicado.

El cierre como opción

Fuentes próximas a la compañía afirman que la situación era insostenible, por lo que Inveravante habría optado por el cierre de la empresa antes que repetir la suspensión de pagos. También aseguran que la intención de Inveravante es que los actuales 169 empleados (79 de ellos en Galicia) cobren las nóminas hasta que concluya el proceso de liquidación.

Dicho proceso queda sometido ahora a los tiempos judiciales y arrancará cuando el juez nombre un liquidador. "Tras la solicitud de liquidación por parte de Caramelo, corresponde ahora al juzgado decidir las siguientes fases del proceso legal para la misma", dice la empresa, que admite que no fue capaz de superar "las pérdidas de los últimos ejercicios".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad