Caramelo regresa a los orígenes y ya produce el 60% en España y Portugal

stop

La empresa, que llevó prácticamente toda su producción a Asia en los años previos al concurso, despliega talleres en Galicia, el Levante, Andalucía y el norte de África

Tienda de Caramelo en A Coruña

A Coruña, 12 de enero de 2015 (20:53 CET)

Son nuevos tiempos para Caramelo, que estrena 2015 con nueva imagen en sus tiendas y fuera del concurso de acreedores en el que cayó con un pasivo que rondaba los 100 millones de euros. Pero los únicos cambios que ha acometido la textil que controla Manuel Jove a través de Inveravante no atañen exclusivamente a la estética de sus establecimientos. Siguiendo la tendencia general de la industria textil, Caramelo ha recuperado parte del textil deslocalizado en Asia.

El grupo pasó por los dos extremos de la balanza. Pasó de producir todo en fábrica hasta bien entrada la década de 2.000 a deslocalizar casi toda la producción hacia el continente asiático, donde se presupone una mano de obra más barata. Los nuevos gestores han dado una vuelta de tuerca a este modelo y la empresa gallega ya produce cerca de un 60% de sus prendas entre España y Portugal. Habría que incluir también en la ecuación una parte de producción en el entorno peninsular, concretamente, en el norte de África, que viene a confirmar la apuesta por fabricar en proximidad de la compañía.

De Galicia a Andalucía

Los talleres están ubicados fundamentalmente en territorio portugués, en la zona del Levante, en Andalucía --donde también fabrica Bimba&Lola, sobre todo, complementos--, a lo que hay que sumar la parte de la producción que se llevan los talleres gallegos.

El cambio de modelo tiene razones internas y externas. En las primeras influye el cierre de 15 tiendas y 60 corners de la firma durante el proceso de reajuste para regresar a la rentabilidad. Redimensionado su tamaño, Caramelo necesita menos producción y la fabricación en proximidad le permite "más agilidad y capacidad de reacción", según destacó en una entrevista a Cinco Días Enrique Fernández del Riego, director general de la compañía.

En el otro lado están las razones macroeconómica. Producir en Asia no es tan barato como antes para las empresas y tampoco es sencillo controlar la calidad del producto, explican fuentes del sector. Esto hace que solo en los grandes pedidos, volúmenes de producción importantes, resulten más económicos en países asiáticos. En contrapartida, en España y Portugal la mano de obra se ha abaratado.

Nuevas aperturas

La empresa ha anunciado nuevas aperturas en San Sebastián y León, en un corner de El Corte Inglés. Actualmente cuenta con 9 establecimientos en España además de 49 corners, aunque llegó a contar con cerca de 130 puntos de venta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad