Caramelo presenta un ERE para 201 empleados

stop

La textil reducirá su plantilla prácticamente a la mitad tras este expediente que afectará a 89 trabajadores de la planta de A Coruña

Protestas de trabajadoras de Caramelo en 2009, debido al ERE / EFE

24 de mayo de 2013 (12:36 CET)

La textil Caramelo, propiedad de la corporación Inveravante de Manuel Jove ha presentado esta manaña en los juzgados la solicitud de un ERE que afectará a 201 trabajadores de los 398 que forman su plantilla actual. La empresa asegura que la drástica reducción de empleo es necesaria para evitar la liquidación de la compañía, cuyas pérdidas operativas en el último ejercicio ascendieron a 15 millones de euros.

Según informa el grupo textil en un comunicado, el ERE afectará a un total de 201 personas: 82 de ellas trabajadoras en la central de A Coruña y 119 empleados de tiendas. A partir de ahora, se abre el período de negociación de un mes con el comité de empresa.

Drásticos recortes

Caramelo también ha dado a conocer las líneas básicas de su plan de viabilidad. En esencia se aplicarán duros recortes. Las únicas unidades de negocio que se mantendrán serán las rentables “desechando las que arrojan pérdidas de forma recurrente”.

Como consecuencia se pasará de 15 a seis tiendas propias, manteniendo abiertas las dos que tiene en A Coruña, la de Santiago de Compostela y las de Barcelona, Bilbao y Oviedo. Los corners presentes en El Cortes Inglés sufrirán una profunda reestructuración, ya que se 103 se pasará a 42.

Fuera franquicias y 'outlets'

No obstante, la firma aclara: “El ERE se ha planteado como de máximos, por lo que es posible que en función de la evolución comercial en los próximos meses, se decida mantener algún otro punto de venta abierto”.

El resto de canales de distribución, como las franquicias y las tiendas multimarca tanto en España como en el exterior, se destruirán. Los outlets de la compañía también colgarán el cartel de cerrado.

Plan en dos fases

El plan de viabilidad se implementará en dos fases. La primera de ellas se prolongará hasta finales de julio. La estructura actual se mantendrá para dar salida a la colección de primavera verano 2013 y la adquisición de producto para la temporada de otoño-invierno. A partir de agosto, en la segunda fase, se inicia ya el nuevo modelo de negocio con las seis tiendas y los 42 corners.

En cuanto a los acreedores, “está previsto que antes de enero de 2014 se pueda haber cerrado el convenio con ellos”, indica la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad