Calvo y Jealsa trasladan la guerra de la conserva a Brasil

stop

La compañía de Carballo negocia la adquisición de terrenos para una fábrica de aceites de pescados, mientras que la de Boiro acaba de inaugurar una nueva planta de enlatado

Presentación de los resultados del Grupo Calvo correspondientes al ejercicio 2013 | EFE

A Coruña, 16 de enero de 2015 (21:02 CET)

La guerra en el podio de las conservas en Galicia está muy peleado. Calvo, la compañía de Carballo, es la que más factura, aunque Jealsa, con base de operaciones en Boiro, es la que más crece porcentualmente en beneficios. Esta contienda virtual se extiende más allá de la comunidad gallega. El mercado brasileño se ha convertido en un importante nicho de mercado, y ambas compañías son conscientes de ello.

Conservas Calvo actúa en Brasil a través de la firma Gomes da Costa, lider en el mercado carioca. Las ventas en moneda local crecieron un 29% a lo largo de 2013, siendo el territorio en donde más aumentaron los ingresos de la compañía. Según medios locales, las previsiones de la firma pasaban por cerrar el 2014 con una nueva subida en la cifra de negocio de entre el 8 y el 10%.

La planta de Calvo se retrasa

La potencia de Calvo en Brasil la ha llevado a proyectar la construcción de una nueva planta en el país. Estará dedicada a elaborar aceites y proteínas de pescado elaboradas a partir de productos sobrantes. La inversión prevista sobrepasa los cuatro millones de euros.

En mayo del año pasado, en la presentación en A Coruña de los resultados anuales del grupo, el consejero delegado de conservas Calvo, Manuel Calvo, manifestó que las previsiones pasaban por tener la planta en funcionamiento a finales del año. Sin embargo, el proyecto se ha retrasado.

Según informan fuentes de la compañía a este medio, en la actualidad, el proyecto se encuentra todavía en una fase preliminar. Calvo negocia "la propiedad de todos los terrenos para hacer posible el inicio de la fase de construcción".

Jealsa y su nueva factoría de enlatado

Mientras tanto, Jealsa acaba de poner en marcha una nueva planta de enlatado de atún y sardina en Brasil. La factoría echó a andar el pasado septiembre y está situada en el municipio de São Gonçalo do Amarante, en el área de Fortaleza. Tiene una capacidad de producción de hasta diez millones de latas al mes.

El holding de la familia Calvo, Luis Calvo Sanz, facturó el pasado año 711,9 millones de euros, frente a los 640 millones registrados un año antes, un 11% más.

Las cifras de los gigantes

En el caso de una de sus principales sociedades, Calvo Conservas, especializado en la conserva de atún, la situación no es tan halagüeña. Según las cifras remitidas al Registro Mercantil, el importe de la cifra de negocio el pasado año fue de 146,9 millones de euros, frente a los 154,7 millones de un año antes. El resultado de explotación fue negativo en 33.860 euros frente a los 874.344 euros en negro de 2012, si bien el resultado del ejercicio quedó marcado en cerca de 223.000 euros.

En el caso de Jealsa, el holding del grupo radicado en Boiro rozó los 600 millones de euros de facturación, y sus ventas se incrementaron un 2%, según explicó el propio Alonso a finales del año pasado. En cuanto a su principal sociedad dedicada a la venta de conservas, Jealsa Rianxeira, los números son claros, a la hora de ejemplificar sus aumento porcentual de beneficios.

El pasado año Jealsa Rianxeira computó unas ventas de 326,9 millones de euros, frente a los 328,2 sumados doce meses antes. El resultado del ejercicio fue de 8,8 millones, un 175% más que los 3,2 millones alcanzados en 2012.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad