stop

La progresión en los precios del atún llevó a la división de pesca de Calvo a un récord histórico de rentabilidad que disparó los beneficios del grupo

en A Coruña, 26 de septiembre de 2017 (06:00 CET)

El crecimiento en los precios del pescado y la contención de costes ha permitido al grupo conservero Calvo cerrar un 2016 de lo más positivo, con excepción del pìnchazo en un mercado clave como Brasil. La compañía triplicó beneficios, que se dispararon hasta los 31,2 millones frente a los 11,3 del ejercicio anterior. Más allá de las complicaciones judiciales arrastradas desde 2010 por sus importaciones desde El Salvador, las tres líneas de actividad de la compañía con sede en Carballo, pesca, producción y comercialización, han trazado una línea ascendente, que permitió al negocio conservero alcanzar los 575,3 millones de cifra de negocio, 26 millones más que en 2015..

Ha sido el desempeño del área de pesca y transporte el más sorprendente, pues empujada por un alza en los precios de venta, ha aportado 24,8 millones al ebitda del grupo, cuando echando la vista un año atrás presentaba una aportación negativa de 8 millones. La propia conservera reconoce en sus memoria de ejercicio que es una “cifra récord” en la historia de la flota, conformada por los buques Monterocío, Montefrisa-Nueve y Montelucía, todos con bandera de El Salvador. El Montealegre realizó su parada programada durante el ejercicio, mientras que Montefrisa y Montecelo fueron traspasados a la filial de El Salvador.

Calvo elevó un 47% el precio de venta del pescado, llevando a su división de pesca y transporte a un récord de rentabilidad

La clave de este crecimiento estuvo en el incremento de las capturas, 61.270 toneladas, un 18% más, pero, sobre todo, en la evolución al alza del precio del pescado, que disparó la rentabilidad. Basta un dato: el precio medio por tonelada se elevó durante 2016 un 47%, a 1.204 euros por tonelada. Sumando a esto una reducción del 5% en los gastos por la bajada de precio del gasoil se desvela el secreto del año redondo de la conservera.

Crecimiento en España y problemas de abastecimiento en Brasil

A partir de aquí fue todo rodado. Las fábricas europeas del grupo, participado en un 40% por los italianos de Bolton Group, procesaron 41.102 toneladas de conserva. Calvo está potenciando la línea Horeca Internacional, destinada a grandes consumidores internacionales, si bien en España está presente en las principales cadenas de distribución. Es el caso de DIA, Lidl, Aldi, Consum, Carrefour o El Corte Inglés.

La planta de El Salvador elevó su producción, cada vez más de conservas y menos de lomos, hasta las 10.885 toneladas. En el mercado español las ventas aumentaron un 13,9%, en el centroamericano se elevaron un 3,6% y en el italiano, el segundo mercado de la compañía, se incrementaron en un 7,1%. Una de las manchas que presenta Calvo en el expediente de 2016 es el retroceso de su principal plaza, Brasil, donde las ventas decrecieron un 13,7% “debido a la indisponibilidad de materias primas locales y al extracoste que ha supuesto conseguir materias primas alternativas de importación”. Este problema generó dificultades de abastecimiento para el mercado argentino, donde se comercializó un 9% menos de producto.

La compañía tiene perspectivas optimistas para este curso, pues repunta el precio del pescado y, con él, la rentabilidad de la flota. Así ha sucedido durante los primeros meses de 2017, ejercico en el que la previsión de capturas ronda las 56.500 toneladas.

 

Hemeroteca

Calvo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad