Calatrava, imputado por cobrar 2,7 millones de un proyecto inexistente

stop

La Generalitat valenciana canceló la ejecución de la obra por la crisis

El arquitecto Santiago Calatrava. EFE

06 de agosto de 2014 (17:37 CET)

El juzgado de Instrucción número 5 de Castellón ha imputado al arquitecto valenciano Santiago Calatrava en la investigación abierta por presuntas irregularidades en contratos relacionados con el Centro de Convenciones que se proyectó en Castellón. Catalatrava recibió 2,7 millones de euros en concepto de redacción del plan director, anteproyecto y proyecto básico del centro. La obra nunca se ejecutó.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el arquitecto tendrá que declarar en calidad de imputado el próximo 2 de septiembre. Así mismo, el juez ha requerido a la mercantil Santiago Calatrava GMBH que aporte los programas de necesidades recibidas en relación al Centro de Convenciones de Castellón --programa inicial, el procedente del Ayuntamiento de Castellón y el remitido por la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana de mayo de 2008--; que informe en base a cual de los anteriores presentó el masterplan, anteproyecto y proyecto básico; y que indique la localización prevista del Centro de Convenciones dentro del PAI Mestrets.

Proyecto cancelado

El Centro de Convenciones de Castellón era un proyecto de Santiago Calatrava que estaba incluido en el PAI Mestrets de la capital de la Plana. No obstante, la Generalitat Valenciana decidió dejar en suspenso su ejecución a causa de la crisis económica, según informó en 2012. El Consell, según se detalló entonces, pagó a Calatrava 2,7 millones de euros en concepto de redacción del plan director, anteproyecto y proyecto básico del centro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad