Caixabank sale de Amper para evitar la ampliación de capital

stop

DESINVERSIÓN EN ACTIVO NO ESTRATÉGICO

Exterior de las oficinas de Amper I EFE

desde Madrid, 16 de abril de 2015 (02:00 CET)

Caixabank ha puesto fin a su participación en Amper, que le vino sobrevenida hace casi tres años cuando adquirió Banca Cívica. Lo hizo el pasado 9 de abril, nada más conocer el anuncio de la empresa tecnológica de que contaba con un porcentaje suficiente de acreedores dispuestos a refinanciar la deuda. Vendía su 3,6%, casi 1,6 millones de acciones, por unos 953.000 euros.

Era el paso previo para ir hacia la segunda fase de la reestructuración de la compañía. Una nueva ampliación de capital a la que la entidad presidida por Isidro Fainé no estaba dispuesta a acudir.

Participación no estratégica

No era mucho lo que hubiera tenido que aportar por la suscripción de 18 millones de acciones nuevas. Poco más de 900.000 euros. Pero ha decidido que, como la participación no era estratégica, mejor salir.

La desinversión de Caixabank del accionariado de Amper fue aprovechada ese día –el pasado 9 de abril– por múltiples operadores a corto, que vieron en la tecnológica una posibilidad de convertir las compras en plusvalías una vez cerrada la ampliación. Al final de la sesión, el sorprendente alto volumen de negocio se tradujo en una subida de Amper del 10,53%, hasta los 0,63 euros por acción.

Dilución en 2013

Cuando en agosto de 2012 la entidad catalana recibió la participación de Banca Cívica en Amper, los 1,65 millones de títulos de la empresa tecnológica equivalían al 5,1% de su capital. Posteriormente, en enero de 2013, las mismas acciones diluyeron el capital al 4,3% tras una ampliación de capital. Y, desde entonces, había vendido, en varias operaciones, casi 64.000 acciones.

La comunicación de este movimiento a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por parte de Caixabank, coincidía, el pasado martes, con el anuncio de Amper que había culminado la firma con las entidades financieras acreedoras del sindicado, alcanzando un porcentaje de adhesiones del 92,2%.

Homologación judicial de la refinanciación

El paso siguiente, previo a la anunciada ampliación de capital, será el de iniciar el procedimiento de homologación del acuerdo de refinanciación ante el juzgado de lo Mercantil.

De acuerdo con la nueva ley concursal, al tratarse de un acuerdo suscrito por acreedores con un porcentaje del pasivo financiero superior al 75%, sus efectos son extensibles a esa minoría disidente.

Entre esos efectos, cualquier medida relativa a quitas de entre 5 y 10 años, capitalizaciones de créditos, conversiones de deuda en préstamos participativos u otros instrumentos financieros por hasta 10 años y la cesión de bienes en pago.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad