Los trabajadores de Alcoa se han encadenado para exigir la venta de la planta de aluminio de San CIbrao / Europa Press

Cadena humana de la plantilla de Alcoa en Cervo para exigir su venta

Los trabajadores de la multinacional americana en San Cibrao se han concentrado para instar a Liberty y Alcoa a que alcancen un acuerdo

Los trabajadores de Alcoa en San Cibrao redoblan su presión para exigir la venta de la planta de aluminio a Liberty. Un grupo de empleados de la multinacional americana en Cervo se han encadenado durante una hora para reivindicar la continuidad de la actividad y de los centenares de puestos de trabajo que dependen de esta factoría.

La movilización se produce a apenas dos días de que finalice el plazo que ambas partes se dieron para cerrar las negociaciones para la compraventa de la factoría de San Cibrao, que según la previsión inicial de Alcoa se iría abocada al cierre tras un ERE de extición de empleo a sus 534 trabajadores directos.

Este fin de semana se erige como clave para acercar posturas entre Alcoa y Liberty después de que la multinacional americana declarase que no era “realista” pensar en la posibilidad de cerrar un acuerdo antes de este lunes, fecha para la que, además, ha convocado al comité de empresa para abordar el expediente de regulación de empleo (ERE) que pretende aplicar en la planta de no producirse la venta.

A vueltas con la alúmina

Uno de los principales escollos en la negociación, según Alcoa y el comité de empresa, reside en la duración del contrato de suministro de alúmina, ya que la estadounidense no quiere que vaya más allá de cinco años, como aspira Liberty. La última propuesta de mediación del Gobierno puso ese dato en siete años pero, según los representantes de los trabajadores, Alcoa no está dispuesta a aceptarla. Además, ambas partes discrepan en lo relativo a los fondos que debe poner Liberty encima de la mesa para hacer frente al futuro de la factoría.

El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde, asegura que el Gobierno autonómico colabora con el Ejecutivo central y que tiene “todos los canales abiertos" por "la necesidad de que se pueda alcanzar un acuerdo".

"Esperamos que se encuentre una solución. Es el momento de dar respuestas, tanto por parte de Alcoa como parte de Liberty, y no hay excusa para que no se pueda llegar a ese acuerdo", ha subrayado. En este sentido, ha incidido en que el Ejecutivo autonómico trabaja "en la única clave de un acuerdo".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad