Vista exterior de la central de Endesa en As Pontes

Bruselas ultima el fondo para la transición energética de As Pontes

La comisaria de Cohesión espera "dinero fresco" para apoyar la transición limpia, pero dependerá de las negociaciones para el futuro marco presupuestario

La transición energética en palacio va despacio, pero algo se mueve en Bruselas. La comisaria europea de Cohesión y Reformas, la portuguesa Elisa Ferreira, se ha mostrado este jueves partidaria de que el futuro fondo de transición justa se nutra de financiación nueva y que no se obtenga dinero de fondos ya existentes, como la política de cohesión, que ya afronta otros posibles recortes.

En una comparecencia junto al presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz, Ferreira subrayó que la UE "necesita un nuevo fondo porque tiene un nuevo problema", el relativo a las regiones que afrontarán profundos cambios en sus economías en la transición hacia un modelo energético más limpio.

Presentación, en una semana

La Comisión Europea presentará la próxima semana una propuesta para un nuevo fondo para la "transición justa" destinado a respaldar a las regiones más dependientes del carbón para cubrir sus necesidades energéticas, aunque aún no hay datos sobre a qué zonas estaría dirigido ni su dotación.



"El objetivo que tenemos es nuevo, por lo que el nuevo dinero no puede venir a expensas de la política de cohesión", afirmó la comisaria, que reconoció que en última instancia esto dependerá del desarrollo de las negociaciones para el futuro marco financiero plurianual. Las negociaciones, que corresponden al Consejo Europeo (los países) y al Parlamento Europeo, entran este año en una fase decisiva, ya que se trata de un presupuesto para el periodo 2021-2027.

Duras negociaciones

En el marco de esas negociaciones se esperan importantes recortes a la política de cohesión comunitaria, que se destina a reducir diferencias sociales y económicas entre los distintos territorios de la Unión Europea.



El Comité Europeo de las Regiones, que representa a las entidades regionales locales de toda la UE, se muestra partidario de que el nuevo fondo para la transición justa se financie con dinero fresco, aunque reclaman que sus normas permitan una gestión más cercana por parte de las autoridades subnacionales.

Los criterios, por definir

Aunque aún se desconocen los criterios de acceso a este fondo, la comisaria dejó caer que la "prosperidad" de las regiones será un factor que se tendrá en cuenta, ya que "las más ricas tienen más posibilidades de emprender la transición ecológica con sus propios medios".

Lambertz, por su parte, rechazó especular sobre los criterios y subrayó que, por el momento, su prioridad es que este fondo, así como la política de cohesión, cuenten con la mayor cantidad posible de recursos y que no se "enfrente a unas regiones contra otras" prematuramente. Sin embargo, sí que mostró partidario de que los factores que se tengan en cuenta no "castiguen" a las regiones que han sido ya activas en los cambios de sus modelos productivos, un reclamo que comparten varias comunidades autónomas españolas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad