Bricoking revive tras volver a manos gallegas

stop

La cadena de bricolaje reduce sus números rojos con Juan José Jaén como administrador único

Nuevo establecimiento de Bricoking en Écija

26 de agosto de 2014 (20:03 CET)

Bricoking, la cadena gallega de bricolaje presidida por Juan José Jaén enfila su recuperación. A lo largo del año pasado la compañía logró reducir sus números rojos de 3,2 a dos millones de euros. Sus ventas se mantuvieron constantes, superando los 46 millones de euros y el patrimonio neto del grupo aumentó en casi seis millones de euros hasta los 20,9 millones. Con estas magnitudes la empresa afronta un 2014 en el que espera acabar retornando a la senda de los beneficios y, por lo menos, alcanzar un resultado de explotación positivo.

La compañía con sede en Bergondo tiene sus esperanzas puestas en el ambicioso plan de negocio que se activó a finales del año pasado, precisamente cuando la cadena de establecimientos de bricolaje volvió a estar al 100% en manos gallegas. Juan José Jaén, presidente de la compañía, se hizo con la totalidad de las acciones del grupo tras la salida de la sociedad belga Hubo, enseña del sector muy puntera en el resto de Europa que había entrado en la firma gallega cinco años antes.

Plan de negocio

En la memoria anual de resultados de Bricoking se especifica que “como consecuencia de la crisis económica, a finales de diciembre de 2013, la empresa presentaba un fondo de maniobra negativo de dos millones de euros”, es decir, que se encontraba en problemas para poder hacer frente a sus deudas. Sin embargo, “en ese momento se produjo un cambio en la composición accionarial de la sociedad con el nombramiento de un administrador único (Jaén)”. En ese acuerdo accionarial se pactaron tanto ampliaciones de capital como “condonaciones de créditos que permitieron fortalecer el patrimonio neto y reducir la deuda financiera en 8,4 millones de euros”.

De nuevo en manos gallegas al 100% la compañía inició un plan de negocio cuyas principales patas pasan por cerrar los puntos de venta que no generan beneficios; reducir tanto los gastos de personal como los gastos generales (los contratos de arrendamiento se han revisado) y renegociar las condiciones de financiación de los bancos. La compañía espera que el proceso de reestructuración planteado culmine con la consecucción de resultados de explotación positivos al cierre del presente ejercicio.

Renegociación de la deuda


Uno de los problemas de Bricoking radicaba en cómo hacer frente a los pagos derivados de un préstamo sindicado de algo más de 15 millones pactado en 2009 con varios bancos y que debía estar completamente amortizado en 2016. Sin embargo, en mayo de este año la compañía, con Jaén al frente, alcanzó un acuerdo con las entidades. Tendrá hasta mediados de 2019 para abonar un saldo pendiente que asciende todavía a casi 11 millones de euros, según los datos remitidos al Registro Mercantil.

“La renegociación de la deuda financiera permite que la sociedad disponga de la liquidez necesaria para atender con puntualidad a sus compromisos en el corto plazo”, explica la sociedad.

Cierre y renovación de tiendas

Bricoking cuenta según su página web con 25 puntos de venta entre propios y franquiciados. En los últimos meses de 2013 cerró las tiendas de Narón, Tudela y Yecla y clausuró varias de sus establecimientos para acometer un proceso de renovación. De hecho, a principios de este año se reabrieron, tras un proceso de renovación, las tiendas de Cuenca, Ourense, A Barcala, Monforte y Santiago, entre otras.

La estructura de Bricoking sigue siendo mayoritaria en Galicia con presencia en plazas como A Coruña, Santiago, Pontevedra, Vigo, Ourense, Lugo, O Porriño, Ribeira, Vilagarcía, Ribadeo, Monforte, Ferrol y A Barcala.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad