Boeing firma con siete fabricantes gallegos piezas para sus nuevos aviones

stop

Udega SL, que aglutina a un septeto de pequeños proveedores, logra un acuerdo de suministro con el gigante norteamericano

Boeing 787 de Qatar Airways

en Vigo, 29 de junio de 2015 (00:41 CET)

El gigante norteamericano de la aeronáutica Boeing ha acordado el suministro de piezas para sus nuevos modelos con una asociación de pequeñas firmas proveedoras gallegas, englobadas en la sociedad Udega, SL, (Unión de Empresas Gallegas de Aeronáutica) en lo que supone el primer acuerdo entre las partes para entrar en la cadena de aprovisionamiento de diseños avanzados en distintos materiales, básicamente fibra de carbono y composite (mezcla química de resinas ligeras y ultrarresistentes), para su empleo en diferentes partes del fuselaje y del timón de cola de las aeronaves.

El septeto de firmas gallegas que desarrollarán conjuntamente este nuevo encargo son Hispamoldes (Ourense), Deseño e Modelado de Superficies (Mos), Matricería Galega (Vigo), Europrecis Galicia (Vigo), Thune Eureka (Vilagarcía), Tromosa (Santiago) y Utingal (Tui), sin que pueda precisarse ahora cuál de ellas se encargará en sentido estricto de cada elemento o proceso. Precisamente, esta última compañía, Utingal, que ya fabrica para Embraer y Airbus, acometerá próximamente una inversión de alrededor de 4 millones de euros para la construcción de una nueva planta de producción, en la que dará trabajo en las partes técnica y de fabricación a entre 12 y 15 personas, según fuentes del sector.

Herencia naval

Este acuerdo para ser proveedor del gigante mundial de la aviación no es el primero que suscribe una empresa gallega en la reciente, pero fecunda, historia del sector aeronáutico gallego. Inauguró el camino Delta Vigo, una de las mayores productoras de la cada vez más importante industria autonómica, alumbrada conjuntamente en la mayoría de los casos al calor de las incontables experiencias previas de esas mismas empresas en las ramas de la construcción naval y la automoción. Muchas siguen combinando los tres mundos.

Galicia ya fabrica para cuatro de los mayores monstruos de la aeronáutica internacional: Boeing, Embraer, Bombardier y Airbus. Precisamente, con el consorcio europeo, en el que España participa de forma activa con numerosas empresas de primer y segundo nivel de aprovisionamiento, es con el que los proveedores gallegos tienen más vínculos. Numerosas firmas del ramo ya lograron sus primeros contratos, y sus sucesivas renovaciones, para fabricar piezas destinadas a los modelos A380, el mayor avión comercial del mundo hasta la fecha, así como los modelos A350, A400M, A330/340 y C295.

Fuselaje

El vínculo entre Boeing y Udega -con una plantilla conjunta de 380 personas, de los que casi 70 son ingenieros, y unas ventas de 60 millones de euros anuales- tendrá como misión principal la producción de piezas del esqueleto interior para las zonas de transporte de pasajeros y carga, así como del timón de dirección de las nuevas aeronaves de la compañía estadounidense. Los materiales básicos serán el titanio, la fibra de carbono y el composite, de naturaleza ultraligera y ultrarresistente para soportar las grandes tensiones y desgaste propio de los aparatos en vuelo.

Estos acuerdos de suministro consolidan aún más el negocio del sector aeronáutico gallego, que prevé duplicar en dos años su número de empleados, hasta superar los 3.000 en relación a los 1.550 con los que cuenta en la actualidad, según datos del Consorcio Aeronáutico Gallego (CAG). La colaboración interempresarial, que se remota al año 2007, engloba a más de 60 fabricantes de distintos niveles, de los que una veintena están certificados para poder trabajar con cualquier gran constructor aeronáutico del mundo.

Industria de drones

El proyectado complejo industrial de UAV-drones (aviones no tripulados) en el aeródromo de As Rozas (Castro de Rei, Lugo) y el centro aeroespacial que planea impulsar la Zona Franca de Vigo en su polígono industrial de Porto do Molle, en Nigrán, son dos pilares más para impulsar la creación en Galicia de un gran polo de desarrollo de esta sofisticada industria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad