Blusens y la banca son incapaces de llegar a un acuerdo sobre la quita concursal

stop

La compañía compostelana es reacia a aceptar que las financieras capitalicen deuda

José Ramón García, presidente de Blusens / E.P.

26 de septiembre de 2014 (00:54 CET)

Las negociaciones entre Blusens y la banca a causa del concurso de acreedores de su filial Technology están “encalladas”. No obstante, el tiempo apremia, ya que sólo quedan un par de semanas para que se tengan que presentar ante el juzgado las propuestas de convenio que posibilitarán que se levante la suspensión de pagos.

Según fuentes de las entidades acreedoras, la compañía tecnológica no sólo quiere aplicar una considerable quita (podría ronda el 70%), sino que, en principio, no estaría dispuesta a que las financieras entrasen en su accionariado capitalizando deuda.

“Sin perder dinero”

Cuando Blusens Technology entró en concurso de acreedores, hace aproximadamente un año, lo hizo con un pasivo de cerca de 40 millones, la mitad deuda financiera. Las principales entidades atrapadas son Bankia, Popular, Abanca, Santander y BBVA.

“La banca no quiere perder el dinero prestado, o bien se cobra o bien se ejecutan las garantías existentes”, indican fuentes de las entidades financieras.

Previsiones que se quedan cortas

Con las negociaciones enrocadas, por lo menos de momento, el escenario que se dibuja dista bastante del que hace unos meses proyectaba Blusens. A principio de año, la tecnológica confiaba en salir del concurso este septiembre. La compañía siempre ha destacado su potencial, a pesar del concurso que atenaza a unas de sus filiales, basado en la buena acogida de sus productos, como es el caso de las tablets y los smartphones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad