Blusens reduce su patrimonio a la tercera parte en un año

stop

La compañía reconoce en su memoria anual que la continuidad de todo el grupo depende de que su filial de compras supere el concurso de acreedores

Pantalla con una imagen de José Ramón García, presidente de Blusens / EFE

A Coruña, 30 de enero de 2015 (00:34 CET)

Blusens lucha por sacar a su central de ventas, Bluses Technology, del concurso de acreedores en la que está inmersa desde mediados de 2013. La tecnológica compostelana apura las negociaciones con la banca acreedora para lograr los apoyos necesarios para aprobar convenio que levantaría la suspensión de pagos. No es para menos, el grupo depende en gran medida del futuro de su filial.

Así lo refleja la memoria anual de Blusens Global Corporation, la sociedad cabecera del grupo presidido por Juan Ramón García. Sus últimas cuentas presentadas ante el Registro Mercantil indican que esta sociedad quintuplicó sus pérdidas en el ejercicio 2013. De unos números rojos que rondaban los tres millones de euros en 2012 pasó a un negativo de 15,9 millones. Durante ese año, según su balance de resultados, el patrimonio neto de la compañía se redujo a la tercera parte, de 14,9 millones de euros a 4,3 millones.

Todo depende de Blusens Technology

Blusens Global Corporation explica que la continuidad de todo el grupo depende, en gran medida, de lo que ocurra con la filial de compras, Blusens Technology, que entró en concurso con un fondo de maniobra negativo de 37 millones de euros. A finales de 2013, la cifra de negocio de esta sociedad había caído casi un 60% en gran medida debido a la falta de financiación bancaria y a la "incertidumbre" que generaba la suspensión de pagos entre sus clientes.

La matriz de la compañía sostiene que de aprobarse el convenio concursal que negocian con las principales entidades acreedoras, y que pasa por la aplicación de una quita considerable sobre la deuda, la sociedad volvería a beneficios al finalizar este 2015.

Reducción de capital

Además, de sacar adelante el convenio, la sociedad compostelana explica que tiene previsto llevar a cabo una reducción de capital para reestablecer el equilibrio patrimonial de la empresa.

La previsiones de la compañía a principios de este 2015 pasaban por conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante el convenio en torno al próximo mes de febrero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad