Bimba y Lola entra en pérdidas

stop

La expansión en México pasa factura al grupo de las hermanas Uxía y María Domínguez, con números rojos en el país azteca de 2,4 millones

Imagen de la colección y tienda de Bimba y Lola

A Coruña, 30 de enero de 2015 (00:00 CET)

Crisis de crecimiento en Bimba y Lola. El grupo de las hermanas Uxía y María Domínguez, sobrinas del diseñador ourensano Adolfo Domínguez, logró elevar sus ventas el año terminado en febrero de 2014, pero ha pagado por ello un precio elevado: los números rojos. El grupo textil, en pleno proceso de internacionalización, ingresó un 12,6% más, elevando sus ingresos hasta los 82,9 millones de euros. Sin embargo, su resultado neto ha caído hasta los 87.454 euros en negativo, frente a los 7,2 millones de beneficio que había obtenido el año anterior.

Bimba y Lola, como muchas empresas textiles, cierra sus ejercicio en los meses de febrero. En el finalizado en dicho mes de 2014, la compañía muestra que el proceso de expansión ha pasado factura. El grupo dirigido por las dos hermanas cuenta con el apoyo de Jesús Domínguez, padre de ambas y uno de los artífices de Lonia Textil y, en su día, también de Adolfo Domínguez. En el ejercicio finalizado en febrero del año pasado, Lonia vio caer su resultado de explotación, el derivado exclusivamente de su propio negocio, hasta los 6,5 millones, con un acusado descenso frente a los 10,7 millones obtenidos al cierre de febrero de 2013.

El peaje de México

México ha sido el principal quebradero de cabeza para el grupo. Es la filial mexicana la que aporta mayores pérdidas, con un resultado de explotación de dos millones en negativo y unas pérdidas netas de 2,4 millones. Frente a esa evolución, filiales como la que controla el negocio en Londres y Chile tuvieron unas pérdidas similares, pero mucho menores, por debajo de los 800.000 euros cada una de ellas. El grupo avaló un préstamo de tres millones para la expansión de la filial mexicana.

Ambas hermanas destacan en la memoria de la compañía que el ejercicio "se ha caracterizado por un proceso de expansión de su actividad, principalmente en el territorio extranjero". En febrero del año pasado, contaba con 51 tiendas propias, 35 franquicias y 38 puntos de venta en centros comerciales.

Fuertes en España

"El negocio continúa respondiendo positivamente a los objetivos marcados", se limitan a señalar, "incrementándose el número de tiendas e intensificando la expansión internacional". Del total de ventas, esos 82,9 millones de euros, unos 67,4 millones fueron generados en España, frente a la Unión Europea (6,2 millones), América (4,1) y Oriente (1,8).

Como grupo, Bimba y Lola incluye diversas sociedades, cuya actividad principal es la explotación de locales comerciales en Portugal, Francia, Singapur, Chile, México y Gran Bretaña, para la comercialización de los productos destinados a dichos países. El año pasado, la continuidad en la expansión de la red en el extranjero pivotó sobre nuevos establecimientos, principalmente en Latinoamérica, bajo la modalidad de franquicia. También pusieron en marcha corners de pequeño formato instalados en grandes áreas comerciales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad