Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo

Beneficio récord de la concesionaria del nuevo hospital de Vigo

La Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo, que controla el Álvaro Cunqueiro, disparó su beneficio hasta los 3,71 millones de euros en 2018

La concesionaria del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo hace caja. La Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo ha obtenido beneficios por valor de 8,5 millones de euros en los tres últimos años tras haber disparado sus ganancias hasta máximos históricos en 2018. 

La sociedad controlada por Acciona (con una participación del 43,3%), Puentes y Calzadas (23,3%), Veolia Servicios Norte (16,7%) y Concessia Cartera y Gestión de Infraestructuras (16,7%) elevó su beneficio hasta los 3,71 millones de euros en 2018. Se trata de un repunte del 5,2% respecto a los 3,53 millones de euros logrados en 2017. 

La losa de la deuda

La Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo cosechó unas ganancias récord pese a haber visto cómo su cifra de negocio pasaba de los 51,37 millones de euros de 2017 a los 50 millones alcanzados en 2018. La razón de esta mayor rentabilidad se encuentra en el aligeramiento de una deuda bancaria que ahora ya ronda los 219 millones de euros

Y es que si en 2017 la sociedad tenía que hacer frente a gastos financieros por valor de 19,2 millones de euros, en 2018, por el contrario, la cifra se reducía hasta los 14,42 millones de euros, lo que ha dado alas al beneficio la entidad, que mantiene provisiones millonarias para sus litigios tributarios. 

Del IBI al IVA

El pasado viernes se conoció que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha concenado a la sociedad capitaneada por Acciona a desembolsar 970.000 euros anuales por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El tribunal tumbó el recurso de la Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo contra la ordenanza fiscal que el gobierno local modificó para que la sociedad (titular de los espacios sanitarios) tuviese que pagar el tributo a partir de 2019.

Pero el IBI no es el único impuesto por el que la concesionaria del Álvaro Cunqueiro mantiene litigios. La sociedad tiene provisionados 3,62 millones de euros después de haber sido inspeccionada por la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga) por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD) devengado con la adjudicación del contrato de concesión en el ejercicio 2011. Tras haber firmado el acta de disconformidad, la concesionaria del Álvaro Cunqueiro decidió interponer una reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Económico Administrativo Central.

Además del IBI y el ITP y AJD, la sociedad también se vio obligada a abonar 5,27 millones de euros por el IVA. En concreto, la sociedad se vio forzada a abonar esta cantidad tras una inspección de la Atriga, con la que se revisó al alza (del 10% al 21%) el gravamen que le tocaba aplicar por la facturación de servicios. 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad